Insights

Estrategias de los consumidores en tiempos de recesión
News

Estrategias de los consumidores en tiempos de recesión

De acuerdo al último informe Nielsen de Confianza del Consumidor, el 84% de los consumidores argentinos considera que el país se encuentra en recesión.

¿Cuáles son las estrategías que emplean los consumidores frente a este escenario?

Facundo Aragón, Price & Promo Leader de Nielsen Cono Sur, afirma que “la coyuntura política y económica ya está impactando en los hábitos de consumo. Menos compra de bienes durables, menos gastos fuera el hogar, actualización de tecnología más tardía, son sólo algunos ejemplos. Sin embargo, en términos de consumo masivo, el shopper, busca siempre mantener lo más posible su compra habitual en téminos de marcas”.

Si bien los consumidores muchas veces declaran que van a cambiar a marcas más económicas, en la práctica no siempre sucede así: “El argentino es muy marquista. En algunos casos busca algún tipo de conveniencia o gasta en un paquete más chico pero se queda en la marca”, explica Aragón.

No obstante, en categorías donde la diferenciación es más difícil de lograr, como es el caso de limpieza, si aparece un producto en la góndola a un precio conveniente y con fuerza publicitaria, el consumidor se arriesga, mientras que en categorías de higiene personal no lo hace tanto.

En este sentido, la diferenciación de los productos se vuelve clave, donde no se percibe un “plus” o valor adicional los productos más “razonables” se instalan.

Claramente hoy la compra es mucho más racional y el consumidor intenta hacerla de la forma más inteligente posible (no siempre la más inteligente es la más barata). Las compras se vuelven una partida de ajedrez, donde todos los movimientos son pensados:  ¿Qué canal?, ¿Qué día?, ¿Qué promoción?, buscando siempre mantener las marcas favoritas.

¿QUÉ PODEMOS ESPERAR PARA 2015?

Todo indica que el consumo durante 2015 mantendrá la tendencia de desaceleración y caída que sé dio durante 2014, aunque con tasas un poco menos fuertes dado que ya estamos comparando con un año de decrecimiento. “No obstante, las acciones que tome el gobierno en cuanto a la inyección o no de dinero en el mercado interno, pueden llevar a que la situación cambie.”,  explica Aragón.