Insights

Consumo en el interior del país, ¿cómo viene?
News

Consumo en el interior del país, ¿cómo viene?

Desde Nielsen no trabajamos con proyecciones a futuro, si no que medimos sobre bases de nuestros sistemas de escaneo y medición del consumo que se realizan en las bocas de todo el país. Sin embargo, podemos observar que la tendencia en lo que va de 2017 para el interior del país indica una baja en el consumo del -7% (período acumulado entre enero – julio 2017), mientras que para la geografía de AMBA, el valor es del -4.3% para el mismo período del año.

Las razones de estos valores son variadas, pero observamos dos cuestiones que han marcado, sin dudas, esta tendencia.

En primer lugar, la zona de AMBA se había visto castigada con mayor intensidad en 2016, y por eso es que este año empieza a mostrar algunos signos de recuperación. En segundo lugar, 2017 ha sido un año muy complejo para el interior del país con cuestiones climatológicas, como las inundaciones en la zona centro, que han afectado gravemente el consumo de las poblaciones de las zonas más afectadas.

Por otro lado, el interior del país presenta grandes oportunidades de crecimiento en términos de expansión y distribución para los fabricantes. La realidad es que, históricamente, las marcas más conocidas tuvieron mejores resultados en la zona de la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, y otras grandes urbes del interior, y es por eso que el resto interior del país se presenta siempre como una oportunidad desafiante de crecimiento, donde las marcas locales están generalmente más desarrolladas.

Respecto a los consumidores, los del interior presentan algunas características que los definen claramente. Podemos encontrar la siguientes:

  • Tiene una tendencia a elegir marcas regionales/locales antes que las líderes a nivel nacional
  • Su canal predilecto suele ser el tradicional, compuesto principalmente por almacenes, destacando también su elección por verdulerías, carnicerías, panaderías, etc. en lugar de adquirir sus productos en cadenas multirubros. 
  • Adicionalmente, el consumidor del interior busca productos/ingredientes genéricos para luego preparar sus alimentos. En AMBA la tendencia es a adquirir productos elaborados y listos para el consumo.