Sala de Medios

53% de los argentinos pagaría más por alimentos o bebidas que no contengan ciertos ingredientes

{“order”:4,”name”:”pubdate”,”attributes”:{“sling:resourceType”:”nielsenglobal/components/content/publishdate”},”children”:null}

Cada vez son más los consumidores en el mundo que modifican sus hábitos alimenticios motivados por sensibilidad alimentaria, alergias, deseo de mantenerse saludables o convicciones personales. El 62% de los latinoamericanos afirma seguir una dieta especial que los limita o restringe de comida o ingredientes específicos según el más reciente Estudio Global de Nielsen sobre Salud y Percepciones de Ingredientes; mismo que refleja  solo al 30% de los argentinos encuestados poniendo en práctica una dieta baja en grasa.

La dieta baja en grasa es la más seguida por los consumidores en 63 países del mundo encuestados online. América Latina es la región donde se evita en mayor medida el consumo de grasas (39%), seguida de África/Medio Oriente (36%) y de Asia Pacífico (31%).

El envejecimiento de la población global, consumidores conectados y con herramientas para informarse sobre las particularidades de todo lo que hacen y consumen; alimentos con propiedades medicinales y mayor prevalencia de enfermedades crónicas, son sólo algunos de los factores claves que incrementan el interés en la comida saludable y en hábitos de consumo alineados con este estilo de vida.

“Datos de Nielsen en los diferentes mercados están sugiriendo que las percepciones de los consumidores sobre los ingredientes están impactando realmente en sus decisiones de compra”, explicó Facundo Aragón, líder de la Industria de Alimentos de Nielsen en Argentina. “En mercados referencia como Alemania y Estados Unidos se ha observado crecimiento en el volumen de ventas de alimentos orgánicos de más del 10%. También han crecido las ventas de los alimentos que certifican en sus empaques que son libres de hormonas, de antibióticos, de glutamato monosódico, y de sabores y colores artificiales, entre otros”, agregó.

En comparación con encuestados de otras regiones del mundo, los latinoamericanos son quienes más restringen de su alimentación el azúcar y el sodio; particularmente el 24% de los argentinos declara tener límites con estos dos ingredientes, seguido por los carbohidratos (14%) y los alimentos libres de lactosa y vegetarianos con un 5%.

Los mexicanos sobresalen como los que más dietas siguen en Latinoamérica (83% de los participantes), especialmente las bajas en grasa (59% de quienes siguen dietas). Caso contrario sucede con los argentinos, quienes se restringen menos a la hora de comer, pues el 47%, no sigue ninguna dieta específica y tan sólo 3 de cada 10 argentinos optan por una dieta baja en grasa.

Por otro lado, están también aquellas dietas a las que los consumidores han adherido por padecer de alergias o intolerancias a algún alimento o componente/ingrediente. Los Argentinos (83%) y los Brasileños (70%) son los que menos intolerancias reportaron; solo un 6% de los argentinas declaró intolerancia a la lactosa y 4% al gluten.

Tendencias de ingredientes

Los consumidores tienen claro qué prefieren y qué evitan, por eso 7 de cada 10 latinoamericanos confirma que le pone mucha atención a los ingredientes de las bebidas y los alimentos que consumen. Ingredientes naturales y comidas menos procesadas, son prioridad para la mayoría.

Para los argentinos, las aves, pescado y mariscos (64%), así como lácteos (59%) y huevos (61%), son los alimentos que tratan de incluir más en su dieta. Al tiempo, hacen esfuerzo por excluir los antibióticos y hormonas en productos animales (58%), alimentos con grasas saturadas o trans (56%), los colores (54%), sabores (52%) o conservadores artificiales (55%), y los alimentos empacados en contenedores elaborados con BPA (51%).
La razón por la cual estos ingredientes son evitados está sustentada, pues más del 80% de los argentinos los considera dañinos para su salud y la de su familia.

Consumidor selectivo: oportunidad para fabricantes y detallistas

El 45% de los argentinos manifestó que sus necesidades nutricionales están totalmente satisfechas por la oferta actual de las tiendas, siendo el país en Latinoamérica que tiene el índice más alto, incluso por encima del promedio en LatAm que se ubica en 37%. El mismo porcentaje (45%), piensa que están parcialmente satisfechas, solo para el 10% no están nada satisfechas. Este resultado revela las oportunidades para minoristas y fabricantes que se ocupan de ofrecer a los consumidores productos que se ajusten a sus preferencias.

“Los tenderos deben entender que lo saludable debe estar presente en toda la tienda, no solo en una sección; que los servicios y asesores en temas de salud y bienestar son muy valorados por los consumidores y que enfocarse en públicos con necesidades de alimentación especiales ya sea por preferencia, por razones médicas o por edad, es cada vez más prioritario”, indica Facundo.

En la búsqueda de un estilo de vida más saludable, los consumidores resaltan que hay cierto tipo de productos que desearían encontrar en la estantería de la tienda donde hacen sus compras. Por ejemplo, el 67% de los latinoamericanos quisiera ver más productos cuyos ingredientes sean 100% naturales, en esta tendencia se mantienen los argentinos (58%), pero su mayor deseo es encontrar más productos bajos en grasas (60%). Los productos bajos o sin azúcar (56%), bajos en sodio o sin sal (54%), y sin colores artificiales (51%) son también anhelados por los argentinos.

Chile (70%), Venezuela (61%), Perú y Colombia (59%) son los países en los que los encuestados están más interesados en acceder a alimentos bajos o sin azúcar.

“Incluir alimentos sanos es una preocupación de los consumidores de todos los niveles socioeconómicos, por eso los fabricantes deben promover la masificación de los productos saludables a través de los diversos canales”, explica Aragón.

Los latinos también exponen su preocupación por el impacto que puedan ocasionar los ingredientes artificiales a su salud en el largo plazo (75%). Esta preocupación concuerda con la opinión de 8 de cada 10 argentinos quienes consideran que las comidas hechas en casa son más saludables y más seguras que las preparadas industrialmente. En este sentido el 69% de los encuestados argentinos quiere saber todo lo relativo a la comida que ingiere, el 72% se siente más seguro con las compañías que son transparentes acerca de los detalles de producción y fabricación de los alimentos.

La protección de la salud es cada vez más importante para los consumidores y nuestro estudio muestra que el 62% de los argentinos busca por medios y decisión propia opciones para prevenir ciertas situaciones de salud (obesidad, diabetes, alto colesterol, hipertensión, etc.), así mismo el 53% está dispuesto a pagar más por alimentos y bebidas que no contengan ingredientes indeseables y 44% estaría dispuesto a sacrificar un poco el sabor si es un producto sano. Siguiendo con esta tendencia saludable, sólo el 33% de los consumidores confían en los alimentos industrializados; lo que representa una gran oportunidad para las compañías manufactureras para explotar estas necesidades.

“Los fabricantes por su parte deben concentrarse en desarrollar productos simples, libres de los ingredientes que los consumidores buscan restringir, pero también que aporten valores adicionales para la salud y el bienestar. El reto es lograr el equilibrio entre lo saludable, lo delicioso, lo asequible y lo conveniente para el consumidor con poco tiempo”, apunta el director.

Consumidores más informados, sensibilidad a ciertos ingredientes, más prevalencia en enfermedades crónicas, cambios en los hábitos de las familias y preferencias alimentarias regionales, representan los grandes retos y al tiempo las múltiples oportunidades para la industria y el comercio de alimentos en nuestra región.

Acerca de la Encuesta Global de Nielsen

El Estudio Global de Nielsen sobre Salud y Percepciones de Ingredientes, se realizó entre  el 1 y el 23 de marzo de 2016. Fueron encuestados más de 30.000 usuarios de Internet en 63 países en Asia Pacífico, Europa, América Latina, Medio Oriente, África y América del Norte. La muestra incluyó usuarios de Internet que accedieron a participar y tiene cuotas por edad y género para cada país, que se pondera para representar a los usuarios de Internet. Debido a que la muestra está basada en aquellos que accedieron a participar, no se pueden calcular estimaciones teóricas de error de la muestra. Sin embargo, una muestra probabilística de tamaño equivalente tiene un margen máximo de error de ±0.6% a nivel global. Este estudio de Nielsen está basado en el comportamiento solamente de aquellos con acceso a Internet. Las tasas de penetración de Internet varían según el país. Nielsen utiliza un estándar mínimo de reporte de 60% de penetración de Internet o 10 millones de población online para incluir en el estudio.

Acerca de Nielsen

Nielsen Holdings plc (NYSE: NLSN) es una firma global de gestión del desempeño que proporciona un completo entendimiento sobre lo que ve y compra el consumidor. El área Watch de Nielsen proporciona a las agencias, anunciantes y medios, servicios de medición de las audiencias (Total Audience), de cualquier dispositivo desde el que se accede a contenido (video, audio, texto). El área Buy provee a los fabricantes y detallistas de productos de consumo masivo una medición y visión global única del desempeño de la industria y del mercado. Al integrar la información de Watch y Buy junto con otras fuentes  de datos, Nielsen ofrece a sus clientes una medición de primer nivel, además de una analítica avanzada que permiten mejorar el desempeño de los negocios. Nielsen, una compañía que cotiza en índice Standard & Poor’s 500, está presente en más de 100 países que representan el 90 por ciento de la población mundial. Para mayor información, visite www.nielsen.com.

CONTACTO PARA PRENSA:

Litzahaya Canizal – litzahaya.canizal@nielsen.com