Insights

Consumidores dispuestos a pagar más por productos o marcas de empresas sostenibles
News

Consumidores dispuestos a pagar más por productos o marcas de empresas sostenibles

El número de consumidores que estarían dispuestos a pagar más por una marca, producto o servicio de una compañía comprometida con causas sostenibles se ha incrementado considerablemente desde el 2011, de acuerdo el más reciente Estudio Global de Nielsen sobre Sostenibilidad.

Por ejemplo en Latinoamérica esta cifra es hoy del 71%, y en sólo el último año se incrementó 8 puntos, mientras que entre el 2011 y 2014 la favorabilidad hacia pagar más por marcas sostenibles se había incrementado ya 13 puntos (63%).

En Colombia los datos muestran en efecto un crecimiento importante de consumidores que se inclinaría a pagar más por compañías o marcas sostenibles. Un 71% de los consumidores apoyar esta opción: 38% manifiesta estar fuertemente de acuerdo, mientras que el 33% manifiesta estar algo de acuerdo.

Es claro entonces que la sostenibilidad influencia las decisiones de compra. Nielsen le preguntó a los encuestados cuánto influenciaron ciertos factores relacionados con la sostenibilidad su decisión de compra durante la última semana, encontrando por ejemplo que los más importantes factores son los relacionados con la salud y el bienestar, la confiabilidad de la empresa/marca y que los productos sean hechos con ingredientes orgánicos. (Ver gráfico).

Para los consumidores la sostenibilidad puede leerse de varias formas desde realizar aportes de recursos para apoyar Organizaciones no lucrativas u ONG de sostenibilidad, reciclaje, instalación de sistemas de energía eficientes, empresas que se abastecen de materiales de forma ambientalmente segura, integración de sostenibilidad en modelos de negocio,  asociarse con una ONG de buena reputación para apoyar comunidades vecinas, hasta ver términos como orgánico en las etiquetas.

Las causas más importantes para los consumidores en Colombia están asociadas a la lucha contra las enfermedades No Transmisibles (aquellas asociadas al sedentarismo), incrementar el acceso al agua potable, reducir la mortalidad infantil, erradicar la pobreza extremas, atender las emergencias por desastres naturales, entre otras.

Un dato relevante dentro de este estudio es el comportamiento generacional, que permite además determinar las estrategias a seguir en el camino de la sostenibilidad. Por ejemplo, el 51% de los Millenials (21-34 años) están dispuestos a pagar más por productos sostenible, mientras que en la generación X (35-49 años) lo estaría un 25%.

El 51% de los Millenials comprueba las etiquetas de los envases para estar seguro de lo que está comprando, mientras que en la generación X lo hace un 25%.

El 49% de los encuestados de la generación Millenial prefiere trabajar en una compañía que sea sostenible, mientras que la Generación X marca un 26%. (Ver Gráfico en este enlace).