INSIGHTS

EL 91% DE LOS ESPAÑOLES VE MALAS PERSPECTIVAS LABORALES PARA EL PRÓXIMO AÑO
Noticias

EL 91% DE LOS ESPAÑOLES VE MALAS PERSPECTIVAS LABORALES PARA EL PRÓXIMO AÑO

La confianza del consumidor español se mantiene casi invariable y en sus niveles más bajos desde hace un año, con 48 puntos en el segundo trimestre de 2013. Los últimos cuatro trimestres reflejan mínimas variaciones en el Índice de Confianza, que descendió a 46 puntos en el cuarto trimestre de 2012 y apenas ha podido subir a 48 puntos, los mismos que tenía en el tercer trimestre del pasado año. El Índice global de Confianza de los consumidores es más del doble que el español, con 94 puntos, uno más que en el trimestre anterior.

El estudio Nielsen Global de Confianza del Consumidor e Intenciones de Compra se realiza desde 2005 y mide la confianza de los consumidores, sus principales preocupaciones y analiza las intenciones de compra de más de 29.000 consumidores que utilizan internet en 58 países de todo el mundo.

La parte más positiva es que si bien más de la mitad de los encuestados (el 55%) de todo el mundo piensa que seguimos en recesión, es el nivel más bajo en los últimos dos años. Aunque hay grandes diferencias en las distintas zonas del mundo: en Europa piensan que estamos en recesión el 74%; casi el mismo porcentaje que en África y Oriente Medio (73%), algo más que el 69% que lo cree en Estados Unidos. Las zonas más optimistas son Latinoamérica, donde opinan que estamos en recesión el 56% y, sobre todo, Asia Pacífico, donde lo piensa el 40%.

España, entre los pesimistas

El consumidor español no ve el futuro con optimismo: el 91% ve malas perspectivas laborales para el próximo año; un 78% cree que sus finanzas personales estarán mal los próximos doce meses; y un 81% considera que el próximo año no será un buen momento para comprar lo que quiere o necesita. Estamos así en una situación clara de pesimismo y falta de confianza en todos los aspectos, que dificulta seriamente cualquier posibilidad de recuperación del consumo al menos en los plazos más inmediatos.

No todos los países europeos mantienen una actitud tan pesimista, pues existen grandes diferencias en la confianza de los consumidores, hasta el punto de que los 90 puntos de Alemania prácticamente duplican los 48 de España, y los 79 del Reino Unido resultan también muy superiores a los de nuestro país. Los consumidores españoles se sitúan más cercanos a los 53 puntos de confianza que tienen los franceses, y resultan más optimistas que los 41 de Italia o los 33 puntos de Portugal, el país que refleja menos confianza de todos los analizados.

La confianza media mundial de los 58 países analizados por Nielsen se sitúa en 94 puntos, uno más que en el trimestre anterior. En la parte más alta de la tabla se sitúan países de Asia Pacífico como Indonesia (124 puntos), Filipinas (121), India (118), Tailandia (114) y China (110), además de Brasil, con 110 puntos. Al contrario, la menor confianza se da en los países europeos citados: Portugal (33), Italia (41), Hungría (41), Croacia (45), Grecia (47) y España (48). Si bien hay que destacar el gran aumento de la confianza de 7 puntos en Grecia en el último trimestre, el mayor de todo el mundo junto a Colombia.   

Con todo, los españoles están entre los europeos que más han cambiado sus hábitos de compra en el último año para intentar ahorrar en el hogar: el 84% afirma haberlo hecho de una u otra forma. También han cambiado sus hábitos para ahorrar el 81% de los italianos, el 65% de los ingleses, un 64% de los franceses, y el 35% de los alemanes, que están muy por debajo de la media europea del 62%. Pero vemos que resultan mayoría los consumidores europeos que han intentado ahorrar y gastar menos en los últimos doce meses, obligados por la situación económica.

Menos ocio fuera de casa

En España el ahorro más generalizado está en gastar menos en ocio fuera de casa, algo que confiesan haber hecho el 69% de los consumidores de nuestro país. Dos de cada tres españoles también declaran gastar menos en ropa nueva (67%), y ahorran en gas y electricidad (66%). El 59% dice gastar menos en vacaciones y puentes, y un 58% ha reducido su factura telefónica. Más de la mitad (el 52%) señala que en el último año ha pasado a comprar marcas de alimentos más económicas para tratar de ajustar su presupuesto familiar, y el 46% usa menos el coche. 

Además, muchas de estas medidas de ahorro se piensan mantener aunque las condiciones económicas mejoren, lo que refleja un auténtico cambio de hábitos y actitudes que puede ir más allá de la situación actual: el 51% tratará de seguir ahorrando en gas y electricidad; un 26% seguirá comprando marcas de alimentos más baratas; el 22% gastará menos en ropa y en ocio fuera de casa, y uno de cada cinco (20%) gastará menos en vacaciones y puentes.

Una vez cubiertas las necesidades esenciales, los consumidores españoles dedican el dinero que les puede quedar sobre todo a ahorrar (36%), ocio fuera de casa (37%), vacaciones (28%), y ropa (27%). Casi la cuarta parte (24%) dice que no le queda nada de dinero, y el 21% señala que lo dedica a pagar deudas o los gastos de la tarjeta de crédito. El 15% señala que compra productos de nuevas tecnologías, y un 13% lo destina a decoración y objetos para hogar. Respecto a los trimestres anteriores aumenta la intención de gastar en ocio fuera de casa, vacaciones y ahorrar, y se mantiene similar o disminuyen los otros posibles destinos de este dinero.

Las mayores preocupaciones para los españoles siguen siendo relacionadas con la crisis: la economía, el paro, el aumento de las facturas de gas y electricidad, las deudas y la subida del precio de los alimentos. Los otros problemas más citados en primer o segundo lugar son la salud y la educación y bienestar de los hijos. Y no hay grandes diferencias con la media europea: los problemas relacionados con la economía ocupan los primeros lugares en prácticamente todos los países.

Acerca de la Encuesta Global de Nielsen

La Encuesta Global de Nielsen sobre la Confianza del Consumidor e Intenciones de Compra se realizó entre el 13 y 31 de Mayo de 2013, a más de 29.000 usuarios de Internet en  58 países de Asia Pacífico, Europa, Latinoamérica, Medio Oriente/África y Norteamérica. La muestra tiene cuotas por edad y género para cada país en base a su penetración de Internet, se pondera para representar a los usuarios de Internet y tiene un margen máximo de error de ±0.6%. Este estudio de Nielsen se basa solo en el comportamiento de los consumidores con acceso a Internet. Las tasas de penetración de Internet varían según el país. Nielsen utiliza un estándar mínimo de reporte de 60% de penetración de Internet o 10 millones de población online para incluir en el estudio. El Indice de Confianza del Consumidor en China se realiza con una metodología mixta de forma separada. La Encuesta Global de Nielsen que incluye el Indice de Confianza a nivel global se realiza desde el año 2005.