Perspectivas

Precio y Promociones, lo más importante a la hora de comprar
Artículo

Precio y Promociones, lo más importante a la hora de comprar

En los difíciles momentos actuales parece lógico que los consumidores españoles y europeos señalen que el precio es el factor más importante a la hora de comprar, algo en lo que están de acuerdo el 65% de los consultados por el estudio Nielsen Global Consumer Survey.  Las promociones se han convertido además en un recurso habitual a la hora de decidir las compras, si bien también se tienen muy en cuenta las marcas y la calidad de los productos.

Los usos y costumbres a la hora de comprar son diferentes en las distintas partes del mundo, y además están evolucionando rápidamente con los nuevos medios y posibilidades que éstos abren. Hoy día resulta fácil y empieza a ser habitual comprobar en internet por el teléfono móvil en la misma tienda si la “gran oferta” de precio anunciada es realmente ventajosa.  O consultar y obtener información por internet para saber las características de distintas opciones de producto antes de tomar la decisión de compra.

El estudio Nielsen Global Consumer Survey analiza las opiniones, intereses, actitudes y costumbres de los consumidores de todo el mundo a la hora de comprar y tomar las decisiones de compra. En la investigación han participado 29.000 consumidores que utilizan internet en 58 países de todo el mundo.

Solo un tercio de los consumidores de todo el mundo se definen como compradores impulsivos y señalan que les gusta probar los productos antes que los demás. Otros datos significativos indican que el 45% de los internautas de Asia Pacífico declaran que han utilizado el teléfono móvil para comparar precios cuando compran, al igual que el 34% de los consumidores de todo el mundo también lo han hecho.  Internet es citado como el mejor sitio para buscar información sobre teléfonos móviles y productos electrónicos personales, por delante de la televisión. Pero cuando se trata de comprar cosméticos y productos para el cuidado de la piel, el 35% de los europeos prefieren obtener información en la tienda, aunque globalmente la mayoría de los consumidores dicen obtener esa información sobre todo por la televisión. Y la fidelidad a las marcas puede ser muy diferente: por ejemplo, más de la mitad de los consumidores declaran que rara vez cambian de marca de champú.

Las claves de las compras

Hay cuatro ejes principales que definen nuestras inquietudes como consumidores, y en los tiempos actuales el precio y las promociones resultan especialmente importantes; pero también las marcas y la calidad son claves a la hora de decidir una compra.

Para el 65% de los españoles -y también de los europeos-, “cuando compro el precio es lo más importante”. También al 65% de españoles le interesa especialmente comprar productos en promoción, en este caso muy por encima del 44% de los europeos que están de acuerdo con esta afirmación. El 54% de los españoles dice que “suelo estar alerta de las promociones que aparecen”, y el 51% piensa que los “productos con regalo directo son más atractivos de comprar”, en ambos casos ligeramente por encima de la opinión de los europeos (el 53 y el 51%, respectivamente).

La mayoría de los españoles, el 67%, suele tener marcas preferidas antes de comprar, y el 64% dice que la calidad es lo que más le preocupa cuando compra. Pero apenas un 16% está dispuesto a pagar más por productos con mayor diseño que otros con la misma función. Comparativamente, los europeos se preocupan más por la calidad (el 73%) y el diseño (el 25% pagaría más por productos con diseño), aunque tienen menos marcas preferidas (64%).

Informarse bien y consultar opiniones antes de tomar una decisión de compra es cada vez más habitual: el 55% de los españoles y el 50% de los europeos dice hacerlo. Un 23%  de los españoles –y el 25% de los europeos- reconoce comprar a menudo ciertos productos por recomendación. Eso sí, aunque sólo un 44% declaran considerar que “planificar el futuro es más importante que el ahora” (por el 49% de los europeos), apenas el 17% de los españoles prefiere “gastar hoy antes que ahorrar para mañana” (por el 24% de los europeos).

Los españoles nos mostramos concienciados con el respeto al medio ambiente: el 55% dice haber cambiado su forma de vida para ahorrar energía y reducir el impacto en el medio ambiente, siente puntos más que el 48% de media europea. Claro que ese cambio de vida no debe influir mucho en el coste, pues solo el 23% de los españoles dice escoger productos medioambientales aunque el precio sea mayor, por el 37% de los europeos.

Los consumidores españoles dedicamos tiempo a planificar nuestra compra: el 67% hacen lista de compras (el 55% de europeos),  un 62% compraran precios (el 57% en Europa), el 33% se fijan en los folletos, el 27% usan cupones descuento (19% de media europea), y el 14% aprovechan promociones especiales en las tiendas (17% en Europa).

Criterios diferentes para distintos productos

Para cada producto pueden valorarse distintos factores a la hora de tomar la decisión de compra. Así, en los productos de alimentación y bebidas los principales criterios valorados en España son el precio (50%) y la calidad (42%), muy por encima del sabor y funciones (25%) y la marca (16%). La media europea es muy distinta: el 55% destaca el sabor/funciones, seguido del precio (41%), la calidad (32%) y muy en último lugar, la marca (9%).

Los medios para informarse sobre estos productos en España son principalmente las tiendas (40%), la televisión (28%), folletos (23%) y el boca a oreja (20%). Son similares a la media europea, aunque en esta desciende la importancia de la tienda (37%), la televisión (22%) y los folletos (19%).

Cuando compramos productos de Droguería y Limpieza el criterio más importante con mucha diferencia es el precio (51%), seguido de las funciones (27%), la calidad (26%) y la marca (18%). Y nos informamos de ellos sobre todo en las tiendas (31%), la televisión (29%) y internet, folletos y boca-oreja (19% en los tres casos). En estos productos no hay grandes diferencias entre los españoles y la media europea.

A la hora de comprar productos de higiene, los españoles tenemos como factor clave el precio (45%), seguido de la calidad (32%), las funciones (25%), y en último lugar la marca (18%). En este caso valoramos más el precio que los europeos (39%), con apenas diferencias en los demás criterios. La tienda es también el principal medio para informarse de estos productos (26%), aunque igualado a la televisión (26%), y por delante de Internet (19%) y el boca-oreja (18%).

En los productos de belleza se valora sobre todo el precio (38%) y la calidad (32%), por encima de las funciones (22%) y la marca (21%). Con todo, es en estos productos en los que más se valora la marca, dos puntos por encima de la media de Europa (19%). En los productos de Belleza también se reconoce mayor influencia de la televisión a la hora de informarse sobre sus características: el 30% de los españoles cita este medio, por delante del 25% de la tienda, y el 18% que indica internet y las revistas. La media de los europeos señala primero la tienda (26%), la televisión (24%), internet (23%) y las revistas (16%).

También hay grandes diferencias de fidelidad a las marcas entre las distintas categorías de productos de alimentación y bebidas. Cuando se pregunta en qué categorías se utiliza siempre una marca preferida, en Bebidas, Leche y Café en torno al 50% declara hacerlo, y es también muy alta en los yogures y los cereales, descendiendo por debajo del 20% en congelados, condimentos, sopas y caldos, snacks y sopas instantáneas. En general, los españoles se manifiestan más fieles a las marcas que los europeos en todas las categorías de alimentación y bebidas.

En los productos de Higiene y belleza, la mayor fidelidad a la marca en los españoles se produce en el desodorante y el champú, en ambos casos por encima del 50% y superior a la manifestada por los europeos. En parafarmacia, españoles y europeos tienen una fidelidad similar, sobre el 30%;  y desciende en el maquillaje y la limpieza facial, en los que la media europea declara ser más fiel que los españoles.

Cómo y porqué compramos

Solo el 16% de los españoles declara que compra cosas que no necesita de forma compulsiva, frente al 60% que dice no hacerlo. El 55% de los españoles indica que recaba información y distintas opiniones antes de comprar, por un 12% que dice no hacerlo. Además, a los españoles les gusta comparar y ver diferentes comercios antes de comprar: el 82% dice hacerlo, y sólo el 4% no lo hace.

El 23% de los españoles participantes en el estudio señala que prefiere comprar productos respetuosos con el medio ambiente aunque su precio sea más alto, si bien son mayoría los que no lo tienen tan en cuenta, pues el 38% no está de acuerdo. Y tenemos aún menos en cuenta el diseño: sólo el 16% está dispuesto a pagar más por productos con mejor diseño si tienen las mismas funciones, frente al 56% que no pagaría más por un buen diseño.

Una quinta parte de los españoles, el 22%, se incluye entre los innovadores que les gusta probar y comprar las cosas antes que los demás, por el 36% que no quiere serlo. Además, al 51% de los españoles que participan en el estudio intentan siempre probar el producto antes de decidir si lo compran o no, por solo el 11% que les da igual.

Parece lógico que en los momentos actuales el 64% de los españoles señale que busca muy cuidadosamente los productos y servicios financieros antes de elegir uno, por el 10% que dice no hacerlo. Y pese a la progresiva penetración de los teléfonos móviles inteligentes, todavía no está muy introducida la costumbre de comparar precios por el móvil antes de comprar: solo el 17% de los encuestados dice hacerlo.

El 47% de los internautas españoles otorgan credibilidad a los profesionales que recomiendan productos, por un 12% que no los creen tanto. Y el 23% reconoce comprar algunos productos influenciado por otras personas, aunque la mayoría, el 44%, dice no hacerlo. Y preferimos  la publicidad en nuestro idioma: al 58% de los internautas españoles les gusta más comprar productos que se anuncian en español o la lengua natal, por un 14% que no lo prefieren.