Perspectivas

Licor de hierbas entre las 3 y 5 de la mañana, así consumen chupitos de noche los españoles
Artículo

Licor de hierbas entre las 3 y 5 de la mañana, así consumen chupitos de noche los españoles

  • Uno de cada diez euros de gasto en espirituosos es chupito, un formato que tiene, sin embargo, su “hora feliz” durante el día, con el 81% del consumo total
  • El tequila es el segundo más consumido en horas nocturnas, si bien el whisky con canela es el chupito emergente

Licor de hierbas y a las 3 de la mañana. Este es el producto estrella en el prime time del consumo nocturno de chupitos, una manera de consumir espirituosos que vive una segunda juventud en España. Pero la noche es solo una parte, porque durante el día se produce “la hora feliz” del chupito, con el 81% sobre el total del consumo al repartirse entre tres grandes momentos, la mañana, el mediodía y la cena, según el informe “Ways of Drinking” de Horeca Digital LAB, el laboratorio de tendencias digital de hostelería de Nielsen.

Y es que el chupito representa ya uno de cada diez euros de gasto en hostelería, si bien es en verano cuando se multiplica su consumo, llegando incluso a duplicarse el número de chupitos servidos en los establecimientos nocturnos.

Precisamente, en la noche, se ha vivido una auténtica revolución del consumo y son múltiples las innovaciones para la puesta en escena del producto, desde probetas hasta máquinas que enfrían el chupito, lo que ha provocado que se consolide su consumo.

Al mismo tiempo, si bien el 75% del consumo nocturno está en manos del licor de hierbas y del tequila, empiezan a emerger otras referencias, como el whisky con canela, que es el producto revelación.

Según el responsable de Horeca Digital LAB de Nielsen, Jaime Lecuona, “si decimos que la hostelería se adapta a las nuevas necesidades del consumidor, no es menos cierto decir que una manera de conseguirlo es a través de nuevos formatos de consumo. Los refrescos se presentan cada vez más grandes, como las botellas de vidrio de más de 300ml; mientras que, en cervezas, la copa, el doble y las jarras superan en ventas claramente a la caña tradicional de menor tamaño. Por no hablar de la infinidad de formatos para los espirituosos donde vemos la irrupción de las medias copas”.