Al utilizar este Sitio, usted autoriza el uso de cookies. Para obtener más información, consulte nuestra Política sobre cookies. X

Couple in Living Room with Mobile Devices

La conectividad, motor del e-commerce en gran consumo

digital | 14-12-2018

No hay que ignorar el impacto que la conectividad digital está teniendo en los consumidores globales. A medida que la conectividad aumenta, ampliamos actividades digitales que realizamos, incluido el e-commerce o comercio electrónico. Todos los días, 3.400 millones de consumidores se conectan a internet y pasan, de media, seis horas y media online.

Pero, a pesar de la ubicuidad de lo digital, los consumidores globales aún no han adoptado plenamente el e-commerce en muchas categorías, sobre todo las que se encuentran dentro del sector de gran consumo.  Según los fabricantes y retailers van buscan la oportunidad en el e-commerce, necesitan comprender su uso, el comportamiento y los hábitos, además de las razones que conducen a adoptar su uso por parte de los consumidores.  Las ventas online globales en 2017 tuvieron un total de US$2.3 billones, representado el 10.2% de las ventas de totales y esperamos que esta proporción alcance el 17.5% en 2021.

EL CRECIMIENTO DEL E-COMMERCE EMPIEZA POR LA CONECTIVIDAD.

El aumento de la conectividad en internet está pavimentando el camino para el comercio electrónico en muchos mercados globales, como indica el reciente informe de Nielsen sobre el comercio conectado, el cual proporciona información sobre el consumidor global conectado, las características de las compras y la evolución de las categorías, así como las barreras que existencia para el crecimiento futuro.

Como se detalla en el informe, la moda, los viajes y los libros junto con la música, son las categorías que más adquieren los compradores online, con un 61%, un 59% y un 49% respectivamente.

Para los consumidores online, la conectividad es un factor indispensable:  Ha mejorado la capacidad de buscar y comparar productos y servicios; destaca la disponibilidad y precios;  facilita el pedido y la entrega de productos en el lugar y horario deseado. A medida que los fabricantes y distribuidores satisfacen la necesidad de conveniencia y la entrega fácil, los consumidores cada vez compran más otras categorías online, por ejemplo, en la categoría de electrodomésticos, artículos de ocio, del cuidado del hogar, bebidas alcohólicas y productos de gran consumo como pueden ser frescos, envasados o productos para el cuidado de bebés.

La creciente disposición de los consumidores a ampliar sus hábitos de compra por Internet, en particular, a incluir productos de alimentación, es una clara manifestación del desarrollo del e-commerce, así como de las oportunidades que se abren para los próximos años.

Aquí podrá ver la infografía de Connected Commerce.

Con el aumento de la conectividad y la mejora de las infraestructuras, los obstáculos para las compras online son cada vez menores. Un ejemplo son los métodos de pago seguro o las aplicaciones para pagar con el móvil, alternativas que se están introduciendo en muchos mercados, y que ofrecen a los consumidores más confianza y distintas opciones de pago.

Siendo la conveniencia un factor fundamental del comercio online, los compradores buscan experiencias que les permitan ahorrar tiempo, reducir barreras y ofrecerles una experiencia agradable. La disposición de los consumidores a probar diferentes opciones de compra, pago y entrega ha crecido a lo largo de los años. La sustitución en el mismo día, la entrega gratuita para pedidos de gran valor, la capacidad de respuesta y la devolución de dinero en caso de pedidos incorrectos son algunas de las características que animan a los consumidores a comprar por internet. Los retailers que ofrezcan estas características al tiempo que crean nuevas opciones de pago, mejorarán la adopción del comercio electrónico por parte de los consumidores en productos de gran consumo y en otras categorías en evolución.

Podrá descargarse el informe de Nielsen sobre Connected Commerce aquí.