Comunicados de prensa

Cada Hogar Español Gasta De Media Unos 2.300 Euros Al Año En Productos De Gran Consumo

  • El 88% compra en ‘piloto automático’ planificando antes lo que necesita
  • Los ‘súper’ concentran el 61% del gasto y crecen apoyándose en nuevas aperturas
  • El consumo en bares y restaurantes cayó más de un por el efecto ‘vuelta a la madriguera’

Madrid, 24 de abril de 2014 – Los hogares españoles vigilan y mucho lo que gastan. La situación actual de la economía en la que se vislumbra el final de la crisis no se ha trasladado todavía al bolsillo de los ciudadanos. Prueba de ello es que en 2013 cada hogar gastó de media 2.318 euros en productos envasados de gran consumo, sólo un euro menos que en 2012.

Una de las principales razones por la que los ciudadanos mantienen esa actitud de ahorro es el control del gasto, lo que se traduce en más paseos al establecimiento pero de menor importe. Así, el promedio de actos de compra por hogar se mantuvo prácticamente estable con 150 al año, con un importe medio de 15 euros por cada uno de ellos.

Éstas son algunas de las principales conclusiones extraídas del informe anual Nielsen 360 que ofrece una visión global y completa de las tendencias de consumo dentro y fuera del hogar en España, así como de las preferencias y factores que determinan la actitud de compra de los ciudadanos en nuestro país. En la práctica, este estudio radiografía todos los segmentos del gran consumo (alimentación, bebidas, droguería/perfumería…) y se ha convertido en una herramienta imprescindible para conocer de primera mano el pulso del sector en nuestro país.

Un sector que está siendo testigo de cómo las familias españolas a la hora de hacer la compra ajustan más el gasto al nivel real de consumo previo a la crisis y se muestran predispuestas a visitar nuevas tiendas en su entorno de proximidad e incluso web para conocer si su oferta comercial es más conveniente. Buena prueba de esta afirmación es que el 76% de los que visitan las páginas de hipermercados y supermercados lo hacen para estar al tanto de sus promociones semanales y sólo un 28% acaba realizando alguna compra online; una asignatura pendiente todavía en nuestro país en lo que a gran consumo se refiere.

El súper de proximidad gana al híper y la tienda tradicional

Este cambio de tendencia hacia el ahorro –más viajes de menor importe- está provocando que los supermercados estén ganando terreno, apoyándose también en la apertura de nuevos establecimientos. Los supermercados concentraron el 72% del gasto de los hogares con un gasto medio anual de 1.419 euros en este canal.

Los hipermercados, por su parte, concentraron el 16% del gasto de los españoles en gran consumo, aunque mantuvieron una tónica de estabilidad, con 444 unidades al término de 2013, cuatro menos que un año antes.

En este sentido, el informe Nielsen 360 también pone de manifiesto cómo la marca de la distribución, siguió creciendo en 2013, ganando casi un punto porcentual hasta el 38%, siendo mayor su presencia en supermercados (46%) –donde actúa como reclamo- y menor en los hipermercados, con un 22%. En cualquier caso, el ritmo de ganancia es menor que el de años anteriores.

Según el director general de Nielsen, Gustavo Núñez, “lo que está claro es que los consumidores no consideran todas las tiendas por igual y prefieren aquellas con una buena relación calidad-precio, donde sea fácil encontrar el surtido de producto. Ahora bien, exigiendo también que la experiencia de compra sea agradable. No todo vale cuando se trata de comprar barato al igual que tampoco vale pagar más aunque la experiencia sea inmejorable. La compra racional exige el equilibrio perfecto de factores donde el precio, sin duda, sigue siendo determinante”.

Hipersensibles al precio

Y es que el precio es un factor esencial para el comprador español hasta el punto de que un 67% reconoce ser plenamente consciente de cuánto cuesta lo que compra, incluso un 46% aprecia cuando se modifican al alza o a la baja los precios.

Independientemente de las categorías de productos, el 81% de los españoles percibe que los precios están subiendo. Ante esta realidad, un 69% de los ciudadanos se decanta por comprar sólo productos básicos, mientras que un 25% se declara infiel ya que ante precios más baratos no duda en cambiar de marca para ahorrar en su factura final.

Compra en estilo “piloto automático”

Gracias a la planificación previa el consumidor acude a la compra sabiendo lo que va a comprar o, lo que es lo mismo, en estilo “piloto automático”, aunque en ocasiones se deja llevar por el impulso y ‘pica’ con productos que en principio no tenía previsto adquirir. En concreto, un 88% de los españoles planifica su compra con anterioridad, aunque un 76% reconoce que no sabe cómo pero siempre acaba llevándose artículo adicionales.

Nielsen 360 evidencia cómo la búsqueda activa de las promociones es uno de los comportamientos que mayor peso ha adquirido en los últimos años. Así, un 45% asegura buscar promociones y ofertas, y un 31% reconoce haber visitado un nuevo establecimiento en los últimos seis meses movido, sobre todo, por las promociones (24%) para almacenar ‘imprescindibles’ del hogar.

Sí a la innovación pero de marcas conocidas

A pesar de la crisis y del ajuste presupuestario, la actitud de los consumidores españoles ante la innovación es abierta, sobre todo si proviene de marcas conocidas. Un 55% prefiere comprar productos nuevos de compañías habituales, mientras que a un 74% le gusta verse sorprendido con nuevos productos en el mercado. Además, un 53% de los consumidores estaría dispuesto a cambiar de marca y un 42% hace de altavoz de los productos nuevos que ha comprado, independientemente de la enseña que haya detrás.

Según el director general de Nielsen, Gustavo Núñez, “detectamos dos comportamientos de los ciudadanos ante las novedades. Un primer grupo muy numeroso que son fieles a sus marcas favoritas y para quien la compra de nuevos productos no es un hábito continuado. Y un segundo grupo de adopters siempre a la caza de las innovaciones del mercado y, por tanto, con una mayor predisposición a probar nuevos productos”.

Entre las tendencias nuevas e incipientes por las que los españoles se muestran dispuestos no sólo a apostar sino a pagar incluso un 10% más de media están los productos basados en el comercio justo, los responsables con el medio ambiente o aquellos fruto de la agricultura ecológica que están dando lugar a la apertura de tiendas especializadas a pie de calle.

‘Vuelta a la madriguera’

En una visión global del consumo en nuestro país, Nielsen 360 también aborda la evolución en el canal Horeca en el que se confirma la tendencia de los últimos años de la ‘vuelta a la madriguera’, es decir, la inclinación del consumidor a contener su gasto, consumiendo en casa buena parte de lo que antes consumía fuera para ahorrar.

A este respecto el consumo de bebidas en bares y restaurantes cayó en 2013 más de un 4%, casi un punto porcentual más que en 2012. Las bebidas alcohólicas de alta graduación fueron las que registraron un descenso más acuciado, con una bajada del 8,8%. Eso sí, el ‘boom’ del gin tonic es el responsable de que tanto la ginebra como la tónica sean de las pocas bebidas con ratios positivos en hostelería en 2013, con crecimientos en volumen del 2,1% y 2,2%, respectivamente, y un largo recorrido todavía por delante.

El resto de bebidas que habitualmente se consumen en los establecimientos de ocio tuvieron un comportamiento negativo fruto de la contención en el gasto fuera del hogar de los españoles. Desde la clásica caña que cayó un 2,7% en 2013 a los vinos sin Denominación de Origen, que descendieron un 6,2%. Sólo los vinos con Denominación de Origen experimentaron un crecimiento del 1,7% impulsados por el reconocimiento de calidad de este marchamo.

Tampoco se libran de los descenso en el canal Horeca las bebidas no alcohólicas, ya que su evolución en 2013 fue negativa con una caída del 5,1%. Incluso aquellos elementos de consumo tradicional en bares y restaurantes, ligados a los desayunos y las meriendas, como el café, la leche o los batidos experimentaron una caída del 6,3%.

Acerca de Nielsen

Nielsen Holdings N.V. (NYSE: NLSN) es una compañía global de información y medición, líder en marketing e investigación sobre el consumidor, medición de audiencias de televisión y medios de comunicación, así como en inteligencia online y telefonía móvil. En la actualidad, Nielsen tiene presencia en aproximadamente un centenar de países y sedes en Nueva York (Estados Unidos) y Diemen (Países Bajos). Más información en www.nielsen.com / www.nielseninsights.eu

Contacto:

Carolina Morales, +34 91 576 05 88, carolina@ioncomunicacion.es
Marcos García, +34 91 576 05 88, marcos@ioncomunicacion.es
Elena Alonso, +34 91 377 72 00, elena.alonso@nielsen.com