Insights

Mexicanos interesados en la banca móvil, pero con desconfianza por la seguridad
News

Mexicanos interesados en la banca móvil, pero con desconfianza por la seguridad

A pesar de que hay una tendencia a utilizar cada vez más los dispositivos móviles para realizar muchas y muy diferentes actividades, las transacciones financieras a través de éstos y de aplicaciones de banca y seguros aún no alcanzan la preferencia de los mexicanos. Así lo muestra nuestro más reciente Estudio Global sobre compras, banca y pagos móviles, realizado en más de 60 países, entre ellos México.

88% de las personas encuestadas en México declara contar con al menos un dispositivo móvil conectado a Internet (smartphones, tablets, phablets, etc.), donde las tres actividades más recurrentes de los mexicanos en los últimos seis meses fueron acceder a una cuenta de correo electrónico (78%), usar un servicio gratuito de videos (71%) y usar redes sociales (60%).

Interesan los servicios financieros móviles, pero pocos lo hacen.

La encuesta de Nielsen refleja que 74% de los mexicanos podrían revisar su estado de cuenta bancario, 71% realizar un pago, 70% recibir dinero de otra persona y 60% transferir dinero entre cuentas, a través de un dispositivo móvil conectado en los próximos seis meses.

Sin embargo sólo 36% de los encuestados ha verificado una transacción reciente en su dispositivo móvil, 21% ha usado aplicaciones de banca o seguros, 19% ha transferido dinero entre cuentas y 10% ha transferido dinero a otras personas.

Lo anterior refleja que aún hay un importante potencial en la banca móvil que las empresas pueden aprovechar, siempre y cuando ofrezcan valores añadidos relevantes, pues 55% de los encuestados tiene preocupaciones por la seguridad de la banca móvil, 48% prefiere seguir siendo atendido de forma personal y 28% cree que no tiene necesidad de usar la banca móvil.

Incentivos para que mexicanos usen banca móvil.

Los deseos más recurrentes de los mexicanos para el futuro próximo de las aplicaciones de banca móvil son: implementar el reconocimiento facial (44%), tecnología para verificar y depositar cheques (43%), reconocimiento de voz (40%), facilitar la transferencia de dinero entre cuentas o personas (39%), facilitar la comunicación con el banco a través de redes sociales (38%) y facilitar la solicitud o aplicación a nuevos productos y servicios (33%).

Si existieran bancos móviles que funcionarán exclusivamente a través de una app, 54% de los mexicanos podrían utilizarlos alguna vez, 34% con mayor frecuencia y sólo un 12% se negaría a esta posibilidad. No obstante, si este tipo de banco redujera los tiempos de respuesta de algunas transacciones, el 88% de los mexicanos afirma que la posibilidad de uso sería muy alta, o también si no tuvieran cargos (o al menos inferiores) en la compra de productos de inversión (87%) y menores tasas de interés en préstamos (85%).

Así como el móvil ha transformado la forma de comunicarse con los demás, también está  revolucionando el mundo del comercio y la banca. Gracias a la conectividad móvil se ha logrado la inclusión financiera de 2 billones de consumidores “no bancarizados” en el mundo. Se estima que el crecimiento en el acceso a los pagos sin dinero en efectivo llevará a un consumo adicional de 10 billones de dólares en la próxima década.

Algunos datos sobre el uso de dispositivos móviles entre mexicanos.

78% de los mexicanos disfruta la libertad de estar conectado en cualquier lugar y momento. 72% cree que las interacciones cara a cara están siendo reemplazadas por las interacciones electrónicas. 67% dice valorar el tiempo en el que están lejos de sus dispositivos móviles, pero 66% considera que estos aparatos mejoran su vida.

Acerca de la Encuesta Global de Nielsen

El Estudio Global de Nielsen sobre Compras, Banca y Pagos Móviles, se realizó entre el 1 y el 23 de marzo de 2016. Fueron encuestados más de 30.000 usuarios de Internet en 63 países en Asia Pacífico, Europa, América Latina, Medio Oriente, África y América del Norte, para entender cómo los dispositivos móviles están influenciando tres actividades distintas pero interconectadas: compras, banca móvil y pagos. Nielsen examinó los tipos de actividades comerciales, bancarias y de pagos móviles que los encuestados realizan actualmente y que existe probabilidad de que las realicen en el futuro. También examinamos las barreras para adoptar la banca y pagos móviles, así como los incentivos que podrían fomentar un uso más amplio. Debido a que la muestra se basó en quienes accedieron a participar, no hay estimaciones de error de muestreo teórico que se puedan calcular. Sin embargo, una muestra probabilística de tamaño equivalente tiene un margen máximo de error de ±0.6% a nivel global. La encuesta global de Nielsen se basa únicamente en el comportamiento de los encuestados con acceso a internet  Las tasas de penetración de Internet varían según el país. Nielsen utiliza un estándar mínimo de reporte de 60% de penetración de Internet o 10 millones de población online para incluir en el estudio.