Insights

Perú ocupa el primer lugar en confianza del consumidor en Latinoamérica
News

Perú ocupa el primer lugar en confianza del consumidor en Latinoamérica

La confianza del consumidor peruano se mantuvo en el primer lugar en la región durante el segundo trimestre de 2016 según nuestra Encuesta Global sobre Confianza del Consumidor. La confianza de los consumidores en Perú incrementó 11 puntos en un trimestre, al pasar de 91 a 102 puntos, cifra que fue impulsada por una percepción de mejora en las finanzas personales y las posibilidades de encontrar trabajo. El 67% de los peruanos cree que su economía personal será buena o excelente en los próximos 12 meses y al menos 46% percibe buenas perspectivas laborales en el próximo año.

Peruanos, los consumidores que más confían en su economía

En cuanto a finanzas personales, Perú vuelve a ser el más optimista de la región; el 60% de los encuestados creen que su situación financiera seguirá siendo buena, cuando el promedio en Latinoamérica no supera el 45%. El 7% cree que la situación será excelente en los meses venideros y tan sólo el 3% de ellos opina lo contrario.

Nuestro estudio también incluye que tan confiados se sienten en relación a su capacidad para comprar lo que quieren o necesitan, esto con el objetivo de entender mejor las expectativas de los peruanos en términos de consumo; a lo que el 46% de la población peruana cree que pasan por un momento óptimo para adquirir sus productos. Además, es el país con el promedio más bajo de personas pensando que será un mal momento para adquirir artículos (8%), cuando un cuarto de los encuestados a nivel Latinoamérica opina de esta manera.

En cuanto a la visión a futuro de los peruanos, 4 de cada 10 peruanos encuestados creen que su país no se encuentra en recesión, cuando el promedio en Latinoamérica es mucho más bajo, solo 1 de 10 lo percibe de esta manera.

Los peruanos muestran una actitud positiva hacia el futuro, mientras las políticas macroeconómicas prudentes y reformas estructurales se combinan para crear un escenario de alto crecimiento y baja inflación. El gasto del consumidor está creciendo en el país, ya que el Nielsen Retail Index mostró que las ventas volumen subieron 7.9% y las ventas valor un 5.4% en el año finalizado en mayo de 2016. Además, un nuevo gobierno elegido en el segundo trimestre se comprometió a generar nuevo crecimiento económico a largo plazo, lo que contribuye a crear un entorno más favorable.

Empleo y uso del dinero extra

Al momento de preguntar sobre la sensación que tienen acerca del empleo, los peruanos son los más optimistas en toda Latinoamérica, pues 46% cree que el futuro es bueno; alcanzando el puntaje más alto de los últimos 4 trimestres. Tan sólo el 5% de los encuestados cree que su futuro laboral será malo, frente a un 27% del promedio de Latinoamérica que piensa esto mismo de sus países de origen.

Al momento de gastar dinero extra una vez cubiertas sus necesidades básicas, la mayoría de los peruanos planea utilizarlo en ahorros (61%), seguido de pagar deudas/tarjetas de crédito/préstamos (36%) y comprar ropa nueva (32%). La minoría, invierte su dinero en fondos de retiro (7%).

Cuidadosos y precavidos

El estudio también muestra que en Perú piensan seguir tomando acciones de precaución, ya que 7 de cada 10 peruanos han decidido modificar sus hábitos de consumo para ahorrar en los gastos del hogar, siendo quienes menos han cambiado sus hábitos en Latinoamérica, pues el promedio regional es de 82%. En cuanto a sus hábitos de gasto, en contraste con la mayor parte de los países de Latinoamérica donde el 52% de los encuestados ha decidido reducir el consumo de entretenimiento en el hogar, los peruanos optaron por reducir gastos en ropa nueva (42%) y comidas fuera de casa (41%) antes que disminuir los gastos en entretenimiento (38%).

Confianza global y regional

A pesar de una mayor percepción de dificultades económicas en diferentes países de la región, la confianza del consumidor en América Latina solo bajó un punto desde el trimestre anterior para ubicarse en 78 puntos*, pero inferior comparada con el segundo semestre de 2015 (83). Si bien la confianza del consumidor en la región no presentó mayores variaciones, Latinoamérica es la región que registró el menor puntaje, casi en los mismos niveles que Europa (79), África & Medio Oriente (89) y muy por debajo del promedio Global (98), al contrario de Norteamérica (111), Asia Pacífico (107), y el Sureste de Asia (113) que lo superaron.

Perú (102) y Colombia (85) fueron los países de la zona en los que se observó aumento en la confianza. Brasil, la mayor economía, permaneció estable en 74, mientras que México (83), Chile (78), Argentina (71) y Venezuela (58) bajaron en este trimestre.

ACERCA DEL ESTUDIO

La Encuesta Global de Nielsen sobre Confianza del Consumidor e Intenciones de Compra, se realizó entre  el 9 y el 27 de mayo de 2016. Fueron encuestados más de 30.000 usuarios de Internet en 63 países en Asia Pacífico, Europa, América Latina, Medio Oriente, África y América del Norte. El índice de Nielsen mide percepciones sobre perspectivas de trabajo local, finanzas personales e intenciones de compra inmediatas. También pregunta sobre el optimismo / pesimismo del consumidor. La muestra tiene cuotas por edad y género para cada país en base a su penetración de Internet, se pondera para representar a los usuarios de Internet y tiene un margen máximo de error de ±0.6%. Este estudio de Nielsen está basado en el comportamiento solamente de aquellos con acceso a Internet. Las tasas de penetración de Internet varían según el país. Nielsen utiliza un estándar mínimo de reporte de 60% de penetración de Internet o 10 millones de población online para incluir en el estudio. Los hallazgos de este estudio están basados en encuestados con acceso a Internet en 63 países. Si bien la metodología de una encuesta en línea permite un gran alcance a escala global, ofrece una perspectiva única sobre los hábitos de los usuarios de Internet, no del total de la población. En los mercados en desarrollo donde la penetración de Internet no ha alcanzado su mayor potencial, las audiencias tienden a ser más jóvenes y con mayor poder adquisitivo que el resto de la población del país. Además, los resultados de la encuesta se basan en el comportamiento declarado, más que en mediciones reales