Insights

El Shopper puertorriqueño y su entorno global
News

El Shopper puertorriqueño y su entorno global

El Shopper puertorriqueño respira hoy un nuevo entorno impulsado por tendencias que también se viven a nivel global, como el crecimiento de la clase media, el papel cada vez más fuerte de la mujer en la sociedad y su poder decisorio sobre los procesos de compra, el envejecimiento poblacional y de forma también destacada el crecimiento de una población más conectada, la penetración de internet, la telefonía móvil y su rol preponderante sobre el consumo. Todos estos factores tienen impacto directo en el consumo y traen consigo retos y oportunidades para el análisis y conocimiento de los mercados y generar alternativas de crecimiento.

Más allá que una expectativa, el envejecimiento poblacional es una realidad local.  Para el censo 2010 el 21% de la población puertorriqueña era mayor a 60 años, y se espera que este grupo represente el 37% de la población para el 2050.  Esto es más fuerte para la población femenina, quien pese a un alza en la participación laboral y mayor proporción de grados universitarios adquiridos, sigue estando más concentrada en los niveles socioeconómicos más desventajados de nuestra sociedad.  Estos cambios han permitido el desarrollo de productos dirigidos a este demográfico dentro de una realidad económica retante.  La diversificación e identificación de nichos, ha permitido el desarrollo de productos premium, principalmente dentro de hogares de 50+ años que se han visto menos afectados en su gasto promedio de productos de consumo empacados.

Uno de los aspectos que sin duda cambiará mucho más el comportamiento del Shopper, es la penetración y uso del internet, en un país dónde el 95% de las personas ya tienen algún tipo de servicio de telefonía móvil, el 60% utiliza de manera regular el internet y 51% utiliza smartphones.  Hoy en día los puertorriqueños usan el internet esencialmente para acceder a redes sociales, mensajería instantánea y search engines.  No obstante, las compras a través de la red alcanzan el 35% de nuestra población, un número importante, mientras que un 10% adicional ya se informa a través de la red antes de hacer sus compras.   Un dato relevante es que durante el último año no se reportan Shoppers comprando bebidas o alimentos a través del Internet, contrario a la compra de productos de belleza e incluso medicamentos, siendo las compras más comunes relacionadas a turismo, ropa y accesorios compitiendo o complementando las compras en los canales de distribución tradicionales.

La comprensión del Shopper se ha convertido en una actividad ineludible y trae consigo un importante mundo de posibilidades que permite a fabricantes y detallistas, entender mejor su entorno y diseñar las estrategias adecuadas para llegar al consumidor exacto en el momento adecuado y lograr así incrementar sus ganancias e impactar positivamente su negocio.