Insights

Hechos financieros: ¿ahorrar o hacer frente a la deuda?
News

Hechos financieros: ¿ahorrar o hacer frente a la deuda?

{“order”:4,”name”:”pubdate”,”attributes”:{“sling:resourceType”:”nielsenglobal/components/content/publishdate”},”children”:null}

Pagar la universidad, financiar un automóvil o comprar una casa son, en su mayor parte, los principales responsables  a la hora de e comprometer los ingresos de las personas y, por tanto, sus deudas. Pero, ¿cómo cada generación se comporta cuando se trata de ahorrar?

Para averiguarlo, preguntamos a personas de diferentes generaciones alredor del mundo, cuáles son sus estrategias para ahorrar y sus decisiones acerca de los gastos. Lo que encontramos fue que independientemente de la edad, la mayoría necesitamos un asesoramiento financiero.

¿ESTAMOS “AHORRANDO Y SEGUROS” O “INVIRTIENDO PERO INSEGUROS”?

Una tercera parte de los participantes de la Generación Z (32%) y Millennials (34%) son sabios  más allá de sus años cuando se trata de ahorrar para su futuro financiero; pero, cerca de la mitad necesita ayuda al decidir qué hacer con su dinero, ya que no tienen confianza en sus propias estrategias de ahorro.

Los consumidores mayores podrían requerir alguna ayuda también. La mitad de los  participantes pertenecientes a la Generación X y cerca de 4 de cada 10 de los Baby Boomers (41%), y 38% de la Generación Silenciosa ahorran algún dinero, pero no tienen confianza en su futuro financiero. Un poco más de la tercera parte de los participantes Baby Boomers y de la Generación Silenciosa no ahorran para su futuro.

LA CARRERA AL RETIRO

La deuda es un hecho de vida para más de la mitad de los participantes de la Generación X  (57%) y Baby Boomers (55%), así como para 4 de cada 10 Millennials y participantes de la  Generación Silenciosa (44%). Muchos están preocupados sobre cómo pagarán el dinero que deben.

En tanto que las estrategias de gasto varían entre aquellos con deudas, casi la mitad de todos los participantes entre las cuatro generaciones, dicen que las deudas los motivan a ser cuidadosos sobre su gasto. Conforme nos volvemos mayores y –presumiblemente más cercanos a la línea de meta del retiro– buscamos más seriamente la eliminación de las deudas. Los Baby Boomers son los más proclives a ser cuidadosos sobre el gasto llevando a cabo estrategias de gasto a plazos más cortos y poniendo en primer lugar las cosas que quieren y necesitan para mantener su deuda baja. 

De manera inversa, los participantes Millennials se inclinan más por tomar un punto de vista a largo plazo, respecto a su situación crediticia. También son los que con mayor probabilidad optarán por métodos de refinanciamiento para disminuir su deuda y los que sienten que deben incurrir en deuda para comprar los bienes que quieren y necesitan.  

Y tú, ¿cómo te preparas para el futuro?

El estudio global de Nielsen, Estilos de Vida Generacionales,  entrevistó a 30.000 personas en  60 países para entender mejor la opinión general de los consumidores y cómo la vida difiere entre generaciones. Para efectos de este estudio, los encuestados están segmentados en cinco clasificaciones en sus etapas de la vida: la Generación Z (15-20 años), los Millenials (21 a 34), la Generación X (35-49), los Baby Boomers (50- 64) y la Generación Silenciosa (65 y más).