Insights

La innovación marcará el 2015
News

La innovación marcará el 2015

Por Juan Felipe Saavedra. Gerente Comercial Nielsen Colombia, para Revista IAlimentos.

Desde hace cuatro años el consumo en Colombia, de acuerdo a los datos de la Canasta Nielsen, ha venido mostrando una tendencia hacia la desaceleración, aun cuando su comportamiento durante lo corrido del año anterior venía mostrando una leve mejoría. 

Una de las canastas impactadas en buena medida es la de alimentos cuyos volúmenes comparados con el 2013 bajaron pasando de 2,0% a -0,3%. Para el caso de bebidas, disminuyeron más de tres puntos pasando de 4,4% a un 1,2%.

Fue un año marcado fuertemente por la necesidad de reactivar el consumo y buscar mecanismos que les permitan impulsar el consumo.

El 2015 será bastante dinámico para la industria que estará marcado por dos tendencias, que aplican para casi todas las categorías de la canasta de alimentos y bebidas: la innovación y la funcionalidad, en pro de la satisfacción de las necesidades de los consumidores.

La innovación entendida como toda aquella que permita satisfacer una circunstancia para los consumidores de productos que no existen en el mercado o que les permiten tomar incluso decisiones de cambio, por productos que si llenan sus expectativas de consumo.

La realidad del mercado colombiano hoy en día, es que el crecimiento se encuentra en los productos diferenciadores, bien sea en el producto como tal, o en empaques, precios, tamaños, sabores y texturas y muy marcados hacía otra tendencia relevante: su funcionalidad.

Un reciente estudio de Nielsen permitió entender la importancia que hoy en día están teniendo los productos conocidos como saludables, -aquellos que presentan beneficios funcionales- en la canasta colombiana. Los “saludables” han logrado penetrar en el gusto de los consumidores e impulsan también el crecimiento de las canastas de alimentos y bebidas, representando un 23% del gasto total de la Canasta completa, creciendo un 4,98%.

La tendencia para el 2015 será muy seguramente el fortalecimiento de esta canasta, que presenta grandes oportunidades de desarrollo para estas y otras categorías, especialmente en gaseosas, cereales listos y galletas.

Veremos un interesante panorama en materia de bebidas, categoría que se movió mucho en 2014, alimentada por lanzamientos diferenciadores en cuanto a productos, sabores, empaques, tamaños, precios, entre otros. En lácteos vienen retos importantes como desarrollar nuevos productos que complementen y fortalezcan su actual portafolio.

La industria de alimentos y bebidas tendrá un 2015 agitado, pero también lleno de oportunidades para crecer y aumentar el consumo, buscando satisfacer a ese shopper que busca nuevas experiencias y que demanda de los fabricantes novedades y cambios, y suplir sus necesidades, incluso las más básicas, obteniendo un mayor valor agregado.