Insights

En batalla contra gorditos predominan la dieta y el ejercicio
News

En batalla contra gorditos predominan la dieta y el ejercicio

En todo el mundo, la mayoría de los encuestados confía en métodos probados y verdaderos para perder peso dieta y ejercicio. El caso de Colombia no es la excepción. Más de la mitad de los consumidores encuestados están iniciando algún tipo de actividad física o ejercicio con el fin de bajar su peso (64%) y cerca de tres cuartas partes están haciendo dieta como una actividad para disminuir esos kilos  de más.

Comparativamente son interesantes los bajos porcentajes de los encuestados que utilizan otros métodos para perder esos kilos no deseados: 12% aseguran que toman píldoras de dieta no prescritas por sus médicos o consumen barras y batidos en reemplazo de las comidas con el fin de bajar.

Un 4% acude a la medicina tradicional y usa medicamentos prescritos por sus médicos, y un 11% usa otros métodos (no descritos en la encuesta) para bajar de peso.

Entre los que están cambiando su dieta para bajar de peso, más de tres cuartas partes de los encuestados están reduciendo el consumo de grasas, 78%. Un 75% están comiendo de forma más natural con un enfoque relevante de alimentos frescos. Un 69% también están en línea con la reducción del azúcar y los chocolates.

Comer en pequeñas porciones es un método de dieta ideal para el 36% de los encuestados, mientras que un 49% están reduciendo el consumo de comida procesada, en línea con lo natural.

A pesar de ser una “dieta famosa”, la reducción o bajo consumo de carbohidratos y grasas no parece ser una de las más fuertes, pues solo un 14% viene aplicándolo. Un 13% asegura estar haciendo otro plan de dieta.

Un 7% de los encuestados están entrando en la era digital y se apoyan en el uso de relojes que controlan el peso o herramientas similares para bajar de peso, mientras que un 6% usan otros métodos no especificados.

En línea con el estudio a nivel global, comer porciones pequeñas está tomando cada vez más fuerza no sólo en Colombia. América del Norte (49%) y América Latina (48%) usan este método que cada vez adquiere más adeptos.