Insights

Coronavirus (COVID-19) y su evolución en el consumo en México
News

Coronavirus (COVID-19) y su evolución en el consumo en México

El Coronavirus (COVID-19) llegó a nuestro país a finales de febrero cuando se confirmaron los dos primeros casos de personas infectadas en el estado de Sinaloa y en la Ciudad de México; sin embargo el número de confirmados y sospechosos aumentó muy poco al 8 de marzo (únicamente siete casos). Comparado con el resto del mundo, el número de consumidores infectados en México era muy pequeño. Aún cuando el número sigue siendo pequeño hoy en día, los casos están creciendo, lo que ha elevado las preocupaciones y a conciencia del virus, lo que impulsa a las personas a estar preparadas para la cuarentena voluntaria. 

Nielsen, de forma global, ha analizado los cambios de consumo alrededor del mundo para ayudar a nuestros clientes a entender al consumidor en tiempos de pandemia, saber cómo reacciona el consumidor de forma global ayudará a entender mejor las acciones que se deben de tomar. En un esfuerzo por rastrear las progresiones del comportamiento del consumidor mientras el virus se esparce de forma global, Nielsen ha identificado 6 etapas del comportamiento del consumidor que se relacionan directamente a preocupaciones con el brote del COVID-19

Estas etapas del comportamiento del consumidor han cambiado los patrones de consumo en todo el mundo mientras que los gobiernos han tomado decisiones de protección al cerrar fronteras y declarar cuarentena voluntaria; en algunos de ellos, se ha declarado un toque de queda con cuarentena obligatoria, por lo que los consumidores se han visto forzados a realizar compras de almacenamiento como comida conservable a temperatura ambiente y productos de papel higiénico. 

El consumo no sólo ha cambiado en relación a las compras de pánico para almacenar productos, también se ha visto un crecimiento en las compras de emergencia como gel antibacterial, cubrebocas y productos de salud. 

Aunque estos cambios se han visto generalizados, Nielsen ha clasificado los comportamientos de consumo en 6 etapas:

Actualmente México se encuentra en la fase 4. Los consumidores han cambiado al incrementar su almacenamiento de comida en preparación para una vida en cuarentena. Adicionalmente el Gobierno de la República ha declarado el cierre de escuelas desde el 20 de abril del 2020, al igual que la cancelación de eventos masivos y ha pedido a los consumidores quedarse en casa. Sin embargo, para fines de este artículo y con la información de consumo disponible a la fecha, nos referiremos al momento en el que México se encontraba en transición de la etapa 2 a la 3, donde comenzamos a ver un incremento en las compras de almacenamiento de alimentos y un surtido más amplio de productos para la salud. 

Si bien en la semana 9 del año (donde observamos los primeros casos confirmados del COVID-19) nos encontrábamos en migración de la etapa 1 a la etapa 2, vimos un incremento en el canasto Pantry Stocking, es decir, el canasto que comprende categorías de higiene y profilaxis, creció 153% más que en una semana promedio. Por su parte el canasto Pantry Replacement, conformado principalmente por categorías de alimentos, creció 121% más que en una semana promedio y, por último, el canasto Staying Clean, con categorías de limpieza y uso doméstico, creció 112% más que en una semana promedio. 

Para la semana 10 del año, la información más reciente de México al 8 de marzo, el canasto Pantry Replacement, que ocupa 93% del canasto COVID-19, aumentó 6% en valor en el acumulado de las últimas 3 semanas (semana 8, 9 y 10). El resto de las categorías medidas por Nielsen tiene un decremento de 2% en el acumulado. 

Las 6 categorías con mayor aportación al crecimiento y de mayor dinamismo en valor durante el COVID-19 en México:

Debido a la compra acelerada de limpiadores líquidos y toallas húmedas (impulsado por el segmento desinfectante), el portafolio de ítems por tienda para la marca de mayor crecimiento en ventas, cayó en promedio 18%. 

México se encuentra en la etapa 4 y de cara a la etapa 5, las compras del consumidor a tiendas físicas disminuirán para convertirse en un alza de compras en línea. La transición también tendrá un efecto en el cambio de precios de ciertas categorías (la demanda de algunos productos harán que cuesten más). 

En este sentido, vemos que en diferentes mercados del mundo las compras de almacenamiento incrementaron en la etapa 3, por ejemplo, en Estados Unidos las compras de leche en polvo aumentaron 84.4% para la semana del 29 de febrero 2020, contra 11.8% al primer brote de COVID-19 en el país. Así mismo, categorías como granos aumentó +36.9% en la última semana vs. -2.9% al primer brote, carne enlatada (+31.8% vs 15.8%), garbanzos y chícharos (+25.6% vs 9.7%), arroz (+25.6% vs 8.1%), atún (24.9% vs 2.5%), frijol negro (20.9% vs 7.3%), entre otras categorías que incrementaron su consumo en la última semana de febrero. 

Para las semanas posteriores, Estados Unidos mostró un incremento en desinfectante para manos, desinfectantes en aerosol, alcohol en gel, leche en polvo y granos. 

El cambio en los patrones de consumo evoluciona a medida que el virus se expande a lo largo del mundo, en México veremos cambios específicos en la forma en la que compramos productos para el almacenamiento en preparación para una vida en cuarentena. Haremos actualizaciones a este artículo con información específica del país a medida que la información de los canales de consumo llegue a nosotros.