Ir al contenido
Información > Medios de comunicación

Léalo todo: el mercado del libro en la India está preparado para crecer

3 minutos de lectura | Marzo 2016

La tasa de alfabetización de la India ha mejorado considerablemente en la última década, gracias en parte a las inversiones gubernamentales en educación. Según la Encuesta Nacional de Lectura Juvenil de 2009, tres de cada cuatro jóvenes del país están alfabetizados, y una cuarta parte de la población juvenil (unos sorprendentes 83 millones) se identifica como lector de libros. Para 2020, se prevé que el nivel de alfabetización del país alcance el 90%.

Y eso tiene enormes implicaciones para la industria mundial del libro.

India es actualmente el segundo país más poblado del mundo, con más de 1.280 millones de personas. Y las previsiones de crecimiento demográfico estiman que India superará al país más poblado en la actualidad, China, a finales de 2030, con una población de unos 1.530 millones.

Además de este extraordinario crecimiento demográfico, la economía india también está en una senda de fuerte expansión, con un aumento medio anual del PIB del 8,6% en los últimos tres años. Esto convierte a la India en la economía de más rápido crecimiento del mundo.

Para comprender mejor el sector editorial en la India, Nielsen Book emprendió un importante proyecto de investigación que dio como resultado el informe sobre el mercado del libro en la India. Además de revisar los parámetros económicos de la industria editorial y el tamaño del mercado del libro, el estudio también examinó los marcos y políticas gubernamentales, y el impacto de las leyes modificadas en la publicación de libros, los comportamientos de compra de libros y las características de los consumidores de libros en los diferentes tipos de publicación.

¿Qué tipos de libros componen el mercado indio?

Aunque la lectura por placer es un componente importante del mercado y el público de los libros comerciales en general (ficción, no ficción y libros infantiles no educativos) parece que va a crecer, los libros escolares representan la mayor parte del mercado total de libros del país. De hecho, se calcula que las compras de libros escolares de K-12 representan alrededor del 71% del mercado, mientras que los libros de educación superior suponen un 22% adicional. 

La población total de la India está cada vez más educada. La tasa bruta de escolarización (TBE) para la enseñanza K-12 fue del 84,6% en 2013-2014, y la Comisión de Planificación ha previsto que esta cifra aumente al 93,2% en 2017. Esto supondrá casi el 100% de matriculación en el nivel elemental, más del 90% en el nivel secundario y el 65% en el nivel secundario superior. Las previsiones de Nielsen sobre el crecimiento del mercado del libro educativo indican que este mercado, ya muy importante, crecerá un 19% en los próximos cinco años, debido a que cada vez más niños van a la escuela -y permanecen en ella más tiempo- y a que más padres pueden permitirse los recursos necesarios para ayudarles en sus necesidades de aprendizaje.

Las características únicas de la demografía de la India en términos de una población creciente, especialmente de jóvenes alfabetizados y educados, también presentan enormes oportunidades para el crecimiento y la expansión de la industria editorial en todos los sectores, no sólo en la educación. Pero estas enormes oportunidades no vienen sin desafíos. Por ejemplo, la India tiene 22 lenguas oficiales y, con las lenguas regionales y los dialectos de todos los estados, la cifra asciende a más de 1.600.  

Además de tener que enfrentarse a un mercado tan fragmentado demográficamente, las librerías físicas de la India también tienen que lidiar con la competencia de los nuevos canales de comercialización que ofrece el comercio electrónico. Estos minoristas en línea suelen ser, como en otros países, atractivos tanto en gama como en precio para una población cada vez más móvil. Otros obstáculos son la geografía y el tamaño del país, así como las ineficiencias y los costes que conlleva una infraestructura deficiente. Esto hace que la distribución de grandes volúmenes de libros a todas las partes del país sea un problema logístico para las editoriales.

Sin embargo, a pesar de los muchos retos a los que se enfrenta el mercado del libro en la India, la industria se está expandiendo rápidamente, creando puestos de trabajo y contribuyendo a la educación y la alfabetización del país. Los que trabajan en este vibrante, influyente y significativo sector creen que ha llegado el momento de recibir el estatus de "industria" para que el comercio del libro pueda obtener apoyo financiero y trabajar más estrechamente con el gobierno en la promoción del desarrollo general del país.