02_Elements/Icons/ArrowLeft Volver a Insight
Información > Audiencias

On-Demand Demografía: El vídeo a la carta en las distintas generaciones

Lectura de 4 minutos | Marzo de 2016

Con la comodidad y las ventajas personalizadas que ofrece la visualización de programas en on-demand , no es de extrañar que el vídeo a la carta se esté convirtiendo rápidamente en parte de los hábitos de visualización diarios de muchas personas en todo el mundo, independientemente de su edad. De hecho, entre el 65% de los encuestados de todo el mundo que ven cualquier tipo de programación a la carta -que puede incluir contenidos de larga y corta duración-, más de cuatro de cada diez afirman verla al menos una vez al día (43%).

Y no son solo los encuestados más jóvenes los que ven la programación de on-demand . Aunque un mayor porcentaje de encuestados de la Generación Z (de 15 a 20 años) y de la Generación del Milenio (de 21 a 34 años) afirman ver on-demand a diario o con más frecuencia (49% y 48%, respectivamente) que sus homólogos de más edad, más de una quinta parte (21%) de los encuestados de la Generación Silenciosa (mayores de 65 años) y una cuarta parte (26%) de los Baby Boomers (de 50 a 64 años) afirman verlo al menos una vez al día. Los encuestados de la Generación X (entre 35 y 49 años) se sitúan en el medio, tanto por edad como por número de veces que declaran ver on-demand , con un 38% que afirma hacerlo a diario.

Las películas dominan el tipo de contenidos VOD vistos en todas las regiones y generaciones. El 80% de los encuestados de todo el mundo que ven contenidos en on-demand dicen que ven películas, seguidas de programas de televisión en on-demand (50%). En cuanto a géneros de programas populares, las comedias (38%) y las series originales (32%) ocupan los primeros puestos a nivel mundial, seguidas de los deportes y los documentales (31% cada uno). El 22% de los encuestados de todo el mundo afirma ver contenidos de vídeo cortos (vídeos de 15 minutos o menos de duración).

¿Qué significa la actual popularidad intergeneracional del vídeo a la carta para las futuras pautas de consumo? Una mirada a la disposición a pagar por las opciones de programación por generación ofrece algunas pistas.

La mayoría de los encuestados de todos los grupos de edad afirman que pagan por ver programas de televisión o vídeo a través de un servicio de cable o satélite. Globalmente, el 70% de los encuestados de la Generación Z y el 73% de los de la Generación del Milenio afirman que pagan a este tipo de proveedor tradicional por los contenidos, frente al 77% de los encuestados de la Generación X, el 64% de los de la Generación del Baby Boomer y el 63% de los de la Generación Silenciosa. Las suscripciones a servicios en línea (como Hulu, Netflix y Amazon), sin embargo, son más jóvenes. De hecho, el 31% de los encuestados de la Generación Z y de la Generación del Milenio dicen que pagan a un proveedor de servicios en línea por los contenidos. Las cifras son más bajas entre los encuestados de más edad, ya que el 24% de la Generación X, el 15% de los Baby Boomers y el 6% de la Generación Silenciosa afirman pagar a un proveedor de servicios online por contenidos.

"La creciente popularidad de los servicios de vídeo exclusivamente en línea seguirá ejerciendo presión sobre las cadenas y los MVPD, pero es poco probable que se produzca una sustitución sustancial de unos por otros", afirma Megan Clarken, presidenta de Nielsen Product Leadership. "Aunque algunos consumidores están reduciendo el consumo de servicios de televisión tradicionales, muchos no están cortando el cable por completo. Para la mayoría de los espectadores, los servicios tradicionales y en línea no son mutuamente excluyentes, sino complementarios. Además, los servicios exclusivamente online, las cadenas y los MVPD se enfrentan a muchos de los mismos retos, como la rápida evolución de las preferencias de los consumidores, la sobreabundancia de oferta y el aumento de los costes de los contenidos. A corto plazo, el "cord shaving" es probablemente la mayor amenaza, ya que los consumidores evalúan las ventajas de los servicios o redes premium y se plantean paquetes de canales más reducidos que se ajusten mejor tanto a sus preferencias como a su bolsillo".

Otras conclusiones del informe global de Video-on-Demand incluyen:

  • Casi dos tercios de los encuestados de todo el mundo (65%) afirman ver algún tipo de programación VOD, que incluye contenidos de larga y corta duración.
  • Más de la mitad de los encuestados de todo el mundo (59%) afirman que no les importa recibir publicidad si pueden ver contenidos gratuitos.
  • Más de tres cuartas partes de los encuestados de todo el mundo (77%) que ven programas a la carta coinciden en que lo hacen porque pueden verlos a la hora que más les conviene.
  • Entre los que ven programas de vídeo a la carta, los encuestados de la generación del milenio y de la generación X son los más propensos a afirmar que les gusta ponerse al día con varios episodios a la vez.

Para más información y detalles, descargue el informe de Nielsen Global Video-on-Demand . Si desea obtener datos más detallados de este estudio por países, puede adquirirlos en la tienda de Nielsen.

Acerca de la encuesta mundial de Nielsen

La encuesta Nielsen Global Video-on-Demand se realizó del 10 de agosto al 4 de septiembre de 2015 y encuestó a más de 30.000 consumidores online en 61 países de Asia-Pacífico, Europa, Latinoamérica, Oriente Medio/África y Norteamérica. La muestra incluye usuarios de Internet que aceptaron participar en esta encuesta y tiene cuotas basadas en la edad y el sexo para cada país. Está ponderada para ser representativa de los consumidores de Internet por países. Dado que la muestra se basa en las personas que aceptaron participar, no pueden calcularse estimaciones del error de muestreo teórico. Sin embargo, una muestra probabilística de tamaño equivalente tendría un margen de error de ±0,6% a nivel global. Esta encuesta de Nielsen se basa únicamente en el comportamiento de los encuestados con acceso a Internet. Los índices de penetración de Internet varían según el país. Nielsen utiliza un estándar de información mínimo del 60% de penetración de Internet o una población en línea de 10 millones para la inclusión en la encuesta.

Etiquetas relacionadas:

Seguir navegando por perspectivas similares