02_Elements/Icons/ArrowLeft Volver a Insight
Información > Medios de comunicación

Cuando se trata de la lengua del fútbol, los hispanoamericanos son los que mejor la conocen

Lectura de 3 minutos | Junio de 2018

En todo el mundo, pocas cosas son tan omnipresentes como el deporte del fútbolle foot, calcio , o, como se llama en Estados Unidos, soccer.

Aunque los estadounidenses tienen su propio apelativo especial para él, no cabe duda de que este deporte ha dejado su propia huella en EE.UU. La influencia y el poder del fútbol en el mundo de los deportes televisados no es una excepción. Detrás de esta fuerza motriz se encuentran los espectadores hispanos de Estados Unidos, cuyos hábitos de consumo confieren al fútbol televisado un perfil único y poderoso.

¿Cómo es ese perfil?

La audiencia de los deportes suele variar según la raza y la etnia, y en el caso del fútbol, los espectadores hispanos de Estados Unidos representaron la gran mayoría de la audiencia en 2017. De hecho, los hispanos representaron un abrumador 68% de la audiencia de fútbol durante el año, en comparación con alrededor del 12% de la audiencia de todos los deportes. Más de 97 millones de personas vieron al menos seis minutos de un partido de fútbol el año pasado, y más de 32 millones de ellos eran hispanos.

Si nos fijamos exclusivamente en los hogares hispanos de Estados Unidos, cerca del 61% de sus residentes han visto al menos seis minutos de un partido de fútbol, más que cualquier otra raza o etnia.

El porcentaje de alcance del 61% casi duplica el del conjunto de Estados Unidos. Pero el fútbol no solo atrae a los espectadores hispanos. En 2017, al menos una cuarta parte de todas las razas/etnias medidas vieron fútbol, incluido el 30 % de los espectadores afroamericanos y el 25 % de los asiático-americanos.

Un análisis más profundo del espectador de fútbol hispano revela un perfilúnico: son más jóvenes que los espectadores no hispanos y dominan el idioma español.

El desglose de la composición de la audiencia del fútbol revela que el 42% de los espectadores hispanos de fútbol son menores de 35 años, frente al 31% de los espectadores no hispanos. De estos espectadores jóvenes, más de una cuarta parte se encuentra dentro del grupo demográfico clave de compra (18-34). Además, el 16% de ellos pertenecen al grupo de 2 a 17 años, vital para el crecimiento y la sostenibilidad a largo plazo. En el caso de los no hispanos, alrededor del 10% de los telespectadores proceden del grupo de 2 a 17 años.

Aunque el fútbol atrae a un grupo demográfico cada vez más numeroso e influyente, lo más intrigante de su audiencia es su capacidad para atraer a un subconjunto específico, aunque considerable, de la población hispana: Los hispanos que dominan el idioma español.

En los hogares hispanos que ven partidos de fútbol, la friolera del 82% de la audiencia habla español como lengua dominante, mientras que sólo el 13% habla inglés como lengua principal.

En particular, los telespectadores hispanohablantes parecen haber influido mucho en cómo y dónde se ven los partidos de fútbol. De todas las personas que ven los partidos, un tercio de sus minutos brutos se ven en cadenas en inglés, mientras que los otros dos tercios se pasan en cadenas en español.

Mientras que una gran audiencia de telespectadores hispanohablantes puede correlacionarse evidentemente con un aumento de la audiencia de las cadenas en español, lo que podría pasarse por alto fácilmente es la contribución de los telespectadores angloparlantes. Los telespectadores hispanos que sólo hablan inglés pasaron la mayor parte de su tiempo viendo fútbol a través de cadenas en inglés, pero no por mucho.

Alrededor del 40% de sus espectadores de fútbol lo ven en cadenas en español, una proporción considerable teniendo en cuenta la diferencia de idioma. Si se consideran los telespectadores hispanos que hablan sobre todo inglés, el porcentaje de fútbol que ven en las cadenas en español se dispara hasta el 83%. En esencia, las cadenas en español llegaron a su audiencia principal televisando partidos de fútbol, pero con la ventaja añadida de atraer también al público anglófono adyacente.

Al parecer, el fútbol supera con éxito las barreras lingüísticas en la programación televisiva estadounidense y puede acercar a los anunciantes al pujante grupo demográfico hispano, sea cual sea su preferencia lingüística.

Metodología

Estimaciones del universo (000): Compuesto: 304,500. Hispanos: 53.159. Blancos no hispanos: 190.838. Negros no hispanos: 38.639. Asiáticos no hispanos (no negros ni blancos): 13,271. Otros no hispanos (no asiáticos): 5,694.

Los datos de este artículo proceden de la siguiente fuente:

  • Nielsen NPower Program Report, Dec. 26, 2016 – Dec. 31, 2017. Based on live soccer games live+7. Repeats, programs <10 minutes and sustainers have been excluded. All programs based on sports event summary type codes. Reach and frequency based on 6+ minute qualifier.

 

 

 

Seguir navegando por perspectivas similares