02_Elements/Icons/ArrowLeft Volver a Insight
Información > Medios de comunicación

Crecimiento acelerado: El tiempo dedicado al streaming de vídeo con publicidad supera al de los grandes SVOD

3 minutos de lectura | Agosto 2020

Bajo los titulares y la conmoción en las redes sociales sobre títulos de vídeo bajo demanda (SVOD) de alto perfil como Tiger King, Upload y Ozark, una nueva forma de streaming digital está ganando adeptos: los que se financian con publicidad.

Conocidas por diversos acrónimos, como AVOD (vídeo a la carta con publicidad), FAST (gratuito con publicidad) y CTV (televisión conectada), las variedades de streaming con publicidad ofrecen a los consumidores otra opción de vídeo en medio de un mar de opciones enormemente fragmentado. Además de atraer a los consumidores que se sienten saturados con los servicios de suscripción, las opciones con publicidad pueden hacerse más populares entre los consumidores con problemas de liquidez afectados por el aumento del desempleo provocado por la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19).

Es importante destacar que el consumo de streaming en todas las opciones de vídeo ha aumentado más de un 74% desde el año pasado -aceleradopor COVID-19-, lo que indica que el streaming es ahora el presente y el futuro de la creación de contenidos. En la actualidad, los estadounidenses en hogares con capacidad de streaming pasan una cuarta parte de su tiempo con el televisor viendo contenidos de vídeo en streaming. Y el crecimiento y la fidelidad entre los adultos de 55 años o más sugiere que el streaming está mucho más cerca de la ubicuidad en todos los grupos de consumidores.

Hasta la fecha, se ha informado mucho sobre la popularidad y adopción de servicios SVOD de renombre como Netflix, Hulu y Amazon, pero aún queda mucho por saber sobre el tiempo que los consumidores dedican a los contenidos en streaming con publicidad.

En cuanto a la distribución de vídeo en streaming, Netflix, Hulu, Amazon y YouTube mantienen la parte del león del pastel, con Disney+ acaparando ya un 4% tras apenas salir al mercado en noviembre de 2019. Los "otros", sin embargo, representan casi una cuarta parte de la distribución total de streaming.

Como hemos informado anteriormente, los consumidores tienen un límite en cuanto al número de servicios de suscripción por los que están dispuestos a pagar, y el aumento del tiempo dedicado a contenidos de vídeo en streaming con publicidad sugiere que los nuevos operadores deberían tener una visión clara de las tendencias actuales de visionado antes de considerar un modelo de negocio que podría no estar en línea con las necesidades y deseos de los consumidores. 

Sin duda, la pandemia de COVID-19 alteró nuestras rutinas cotidianas (y nocturnas), obligándonos a buscar formas nuevas y atractivas de pasar el tiempo, y el streaming acudió al rescate. Este cambio puede haber alterado el consumo de medios de forma permanente, sobre todo en los segmentos de la población que antes no lo hacían (es decir, los mayores de 55 años). Y es que, a pesar del buen tiempo y de la libertad de salir de casa, el tiempo que pasamos viendo vídeos en streaming sigue siendo muy superior al de hace un año. Aún más impresionante es el hecho de que el uso de televisores conectados a Internet se mantiene por encima de los niveles anteriores a la COVID-19. En comparación, muchas tendencias de consumo de medios tradicionales, como el visionado de televisión lineal y la sintonización de radio AM/FM tradicional, casi han vuelto a los niveles normalizados estacionales.

Este verano, mucho después de que gran parte de EE.UU. hubiera vuelto a abrir sus puertas, los estadounidenses seguían dándose atracones de contenidos de vídeo en streaming. Durante el segundo trimestre de 2020, los estadounidenses vieron más de 142.000 millones de minutos de vídeo en streaming. Y aunque el crecimiento agregado es notable y habla de la abrumadora popularidad del streaming de vídeo, el crecimiento interanual de los minutos vistos fuera de los contenidos de Netflix, Hulu, Amazon, Disney+ y YouTube fue de más del 57 %, lo que supone más de 12 000 millones de minutos.

El consumo de medios digitales está aumentando y, a medida que han ido apareciendo nuevas ofertas de contenidos de vídeo digital, los consumidores no han tardado en adoptarlas. Y aunque la inversión publicitaria mundial disminuirá este año debido a la pandemia del COVID-19, el Informe Nielsen de Audiencia Total de febrero de 2020 prevé que el gasto en medios digitales supere los 500.000 millones de dólares en todo el mundo en 2023. Mientras el streaming de vídeo sigue afianzándose entre los espectadores estadounidenses, el vídeo con publicidad no podría estar en mejor posición para sacar provecho.

Si desea más información sobre el panorama del vídeo en streaming con publicidad, descargue nuestro informe "Más allá del SVOD".

Seguir navegando por perspectivas similares

Nuestros productos pueden ayudarle a usted y a su empresa