02_Elements/Icons/ArrowLeft Volver a Insight
Información > Medios de comunicación

Los dólares de las televisiones locales podrían ayudar a la industria automovilística a quemar goma en 2013

1 minuto de lectura | Diciembre 2012

Mientras que el estado de la economía estadounidense sigue siendo un tema muy debatido, el sector del automóvil puede estar bien encaminado hacia la recuperación, según el estudio más reciente de Nielsen Insight Into Action Series. De hecho, la industria automovilística está preparada para vender unos 15 millones de vehículos nuevos en 2012, una cifra de ventas que no se alcanzaba desde 2007.

El crecimiento imprevisto del mercado ha hecho incluso que algunos fabricantes de automóviles tengan dificultades para seguir el ritmo de la demanda de los consumidores. Además, el resurgimiento del sector ha desencadenado una lucha por la cuota de mercado que ha dado lugar a un aumento de la publicidad. El gasto en anuncios de televisión en el sector del automóvil aumentó un 26% del segundo trimestre de 2011 al segundo trimestre de 2012. El sector del automóvil gasta actualmente casi 6.000 millones de dólares al año en publicidad, y destina casi la mitad (2.800 millones) a anuncios en televisión. Si a esto le añadimos una sólida recuperación, la prensa local, la televisión por cable y los anuncios en televisión podrían registrar importantes ganancias.

Las fábricas, los concesionarios locales y las asociaciones de concesionarios tienen diferentes hábitos de gasto en publicidad y cada uno de ellos "jerarquiza" su gasto publicitario de manera única. El gasto publicitario de las fábricas suele repartirse entre las revistas, los anuncios de TV y la televisión y el cable. Las asociaciones de concesionarios tienden a limitarse a los anuncios en televisión. Curiosamente, los concesionarios locales siguen gastando alrededor de dos tercios de su presupuesto en medios impresos y sólo un tercio en anuncios de televisión.

También podría estar en marcha un resurgimiento de los automóviles fabricados en EE.UU., especialmente en el Medio Oeste, donde los compradores suelen preferir los vehículos nacionales. Ciudades como Des Moines (Iowa), Green Bay (Wisconsin) y Cleveland superan el índice de compra de automóviles estadounidenses. El mercado de lujo también está preparado para posibles ganancias, impulsado en parte por el consumidor hispano. En Seattle, por ejemplo, más de una cuarta parte de los compradores de automóviles de lujo son hispanos, un elemento importante a la hora de dirigirse a este mercado.

Etiquetas relacionadas:

Seguir navegando por perspectivas similares

Nuestros productos pueden ayudarle a usted y a su empresa