Ir al contenido
Información > Medios de comunicación

Nielsen calcula que hay más de 116 millones de hogares con televisión en EE.UU.

1 minuto de lectura | Agosto 2014

Según las Estimaciones del Universo Nacional de Hogares de Televisión de Nielsen, hay 116,4 millones de hogares con televisión en Estados Unidos antes del inicio de la temporada televisiva 2014-15. El número de hogares representa un aumento del 0,5% respecto a la Estimación del Universo de Hogares de Televisión de Nielsen de 2013-14. El número de personas de 2 años o más en los hogares de televisión de Estados Unidos se estima en 296 millones, también un aumento del 0,5% respecto al año pasado.

Nielsen utiliza los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos y fuentes auxiliares, como los gobiernos estatales, para llegar a las Estimaciones Anticipadas del Universo Televisivo a principios de mayo. A continuación, distribuye las estimaciones finales del universo antes del comienzo de cada temporada televisiva.

Las Estimaciones del Universo Nacional de 2015 reflejan 1) los cambios reales en la población desde el año pasado y 2) los niveles de penetración de la televisión actualizados, calculados de forma diferencial para las categorías demográficas de ruptura de mercado y de edad/sexo que cumplen los requisitos.

Además, en los últimos meses, el porcentaje de hogares estadounidenses con televisores que reciben señales de televisión tradicionales a través de la radiodifusión, el cable, la DBS o las telecomunicaciones, o que tienen una conexión de banda ancha a Internet se ha mantenido estable, oscilando entre el 96% y el 96,1%.

Nielsen aplica las penetraciones de televisión para convertir las estimaciones de hogares y población total en hogares y personas con televisión. La penetración de la televisión en 2015 para los hogares de Estados Unidos se estimó a partir de los datos recogidos durante la captación de hogares para el panel People Meter de Nielsen. La definición nacional de Nielsen de un hogar con televisión establece que los hogares deben tener al menos un televisor/monitor operable con la capacidad de transmitir vídeo a través de medios tradicionales de antena, decodificador de cable o receptor de satélite y/o con una conexión de banda ancha.