02_Elements/Icons/ArrowLeft Volver a Insight
Perspectivas > Deportes y juegos

Riqueza de una rivalidad: las finales de la NBA

Lectura de 2 minutos | Junio de 2018

Mientras aficionados y expertos debaten si la rivalidad entre Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors es buena para el baloncesto, un análisis de varias métricas de Nielsen Sports muestra que los tres últimos emparejamientos de las finales de la NBA han sido beneficiosos para los equipos, los jugadores, los patrocinadores y los aficionados.

Esta temporada de la NBA marca la cuarta vez consecutiva que los Cavaliers y los Warriors se enfrentan en las finales. Y aunque ambos equipos llevan décadas en la liga (desde 1970 y 1946, respectivamente), cada uno ha experimentado un crecimiento de seguidores de varios millones de personas desde 2014, el último año antes de que comenzara la racha de cuatro finales de la NBA.

Pero la rivalidad entre los Cavaliers y los Warriors en las finales de la NBA no sólo ha sido beneficiosa para los dos equipos. También ha mejorado la imagen comercial de las estrellas LeBron James y Stephen Curry. El rastreador de talentos N-Score de Nielsen cuantifica la percepción de los aficionados sobre atletas, actores, músicos, etc. Desde 2014, el N-Score de James ha subido 4 puntos, y el de Curry, 10. Esta temporada, solo un punto les separa (76 y 75, respectivamente).

En la actualidad, James y Curry son el primer y el segundo jugador de la NBA por N-Score. James tiene una puntuación N-score de 76, la más alta de la liga, impulsada por una notoriedad que supera a la de Curry en 29 puntos. Pero las puntuaciones de Curry en simpatía e imagen saludable están muy por delante de las de James, que cierran la mayor parte de la brecha que James gana con una mayor notoriedad.

Según un análisis de Nielsen Sport24, los patrocinadores han sacado provecho de la exposición televisiva en horario de máxima audiencia durante las tres últimas finales de la NBA entre los Cavaliers y los Warriors, con casi 460 millones de dólares en valor mediático combinado según el Índice de Calidad (QI).

2016 fue el año más importante, cuando las finales de la NBA se alargaron a siete partidos. Un total de 169 marcas aparecieron en pantalla, recibiendo algo menos de 200 millones de dólares en exposición, prueba de que tanto los equipos como la liga obtienen beneficios de una serie de siete partidos.

Los patrocinadores también obtienen exposición a través de las plataformas de redes sociales de los equipos. Los Golden State Warriors y los Cleveland Cavaliers lideran la NBA en número de interacciones con los fans en Instagram, Facebook y Twitter.

Los dos equipos han recibido más de 680 millones de me gusta, comentarios, compartidos y retweets combinados en el último año natural.

Aunque solo un equipo levantará el trofeo de campeón de la NBA en 2018, la dinastía paga dividendos a todos los implicados.

Seguir navegando por perspectivas similares