02_Elements/Icons/ArrowLeft Volver a Insight
Información > Medios de comunicación

Marcador de hitos: La penetración del SVOD y el DVR se igualan ahora

Lectura de 3 minutos | Junio de 2016

Mucho se ha hablado estos días sobre el creciente negocio del vídeo bajo demanda por suscripción (SVOD), ya sean cadenas que buscan vender derechos de streaming de series de televisión populares o estudios que crean ofertas aclamadas por la crítica que pasan directamente del estudio a los servicios SVOD. Por ello, conocer cómo los consumidores adoptan, interactúan y utilizan las plataformas y los dispositivos es fundamental para que el sector pueda operar con eficacia.

Según los resultados presentados en el Informe de Audiencia Total del primer trimestre de 2016 de Nielsen, los servicios SVOD han alcanzado un hito. Por primera vez, la penetración de estos servicios en Estados Unidos ha alcanzado a la de los DVR. De hecho, la mitad de todos los hogares de Estados Unidos tienen acceso a servicios SVOD, como Netflix o Hulu, igualando la penetración del DVR en Estados Unidos.

La penetración del SVOD no ha dejado de aumentar en el último año, lo que demuestra que los espectadores siguen deseando controlar lo que ven y cuándo lo ven. Y en muchos casos, eso significa que más opciones de reproducción es mejor. De hecho, cerca del 30% de los hogares tienen DVR y acceso a SVOD, casi un 20% más que el año pasado.

¿Puede haber alguna vez demasiado de algo bueno? Para los espectadores digitales, la respuesta a este enigma shakesperiano es un rotundo "¡No!". Según el reciente informe, los usuarios más intensivos de dispositivos digitales representan una gran mayoría del uso total de cada dispositivo o plataforma. Con el aumento de la penetración y el uso de los dispositivos digitales, los profesionales del marketing y la publicidad deberían tomar nota.

De hecho, un asombroso 83% del visionado de vídeo en teléfonos inteligentes, el 87% de la transmisión en PC desde el hogar y el 71% del uso de dispositivos conectados a la televisión procede del 20% de los usuarios más habituales. Esto demuestra que los comportamientos más pequeños realizados por menos personas tienden a concentrarse más entre los usuarios más intensivos.

Si nos fijamos en la raza/etnia, los mismos comportamientos siguen siendo válidos. Entre los hispanos, el 20% de los usuarios más importantes representan la friolera del 92% de los visionados de vídeo con smartphone. Los asiático-americanos ocupan el segundo lugar con un 89%, y los negros les siguen de cerca con un 88%.

El comportamiento de uso de la televisión y la radio es diferente entre el 20% de los usuarios más importantes debido al amplio alcance y disponibilidad de ambas plataformas. En cambio, su distribución parece más equilibrada: los usuarios más intensivos de televisión y radio representan alrededor del 50% del uso total cada uno. Ambos medios de comunicación siguen ostentando el título en cuanto a alcance mensual: La radio AM/FM atrae a 240 millones de usuarios adultos y la televisión en directo + DVR/desplazamiento horario a 226 millones.

La gente también pasa más tiempo con las nuevas tecnologías. El uso diario de tabletas y teléfonos inteligentes ha aumentado un 63 % y un 60 %, respectivamente, entre los adultos desde el año pasado: el uso de tabletas ha aumentado 12 minutos y el de teléfonos inteligentes 37 minutos.

Aunque el tiempo dedicado al uso de dispositivos tradicionales como la televisión se ha mantenido constante, la atención de los consumidores sigue aumentando. Eso no quiere decir que los consumidores ignoren los medios tradicionales: de hecho, las plataformas tradicionales siguen representando la mayor parte del uso de los medios.

El rápido crecimiento de los nuevos medios es indicativo de la evolución del paladar mediático. Con cada vez más opciones a disposición de los consumidores, es cada vez más pertinente que los profesionales del marketing y la publicidad comprendan los comportamientos asociados a ellas.

Seguir navegando por perspectivas similares