Ir al contenido
Centro de Noticias > Responsabilidad y sostenibilidad

Nielsen cumple su objetivo para 2020 de garantizar que el cero por ciento de sus residuos electrónicos mundiales vaya a parar a los vertederos

3 minutos de lectura | Septiembre de 2020

Nos complace compartir que Nielsen está desviando el 100% de nuestros equipos de tecnología de la información de los vertederos para su gestión al final de su vida útil con el fin de ser reciclados, renovados o reutilizados. A través de las evaluaciones de materialidad no financiera de Nielsen, sabemos que abordar el cambio climático y mitigar los impactos éticos, sociales y ambientales de nuestra cadena de valor son cuestiones fundamentales para operar como una empresa responsable. Como parte de esos impactos, la gestión de residuos es una de las áreas de negocio más críticas donde podemos tener un impacto relevante e impulsar nuestra estrategia medioambiental.

"Estamos orgullosos de haber cumplido con nuestro compromiso de 2020 de garantizar una gestión responsable y con recursos de nuestros residuos electrónicos", dijo Yamini Dixit, Directora de Responsabilidad Global y Sostenibilidad de Nielsen. "Somos conscientes del potencial de los residuos electrónicos como contaminantes tóxicos y de su impacto en nuestro medio ambiente y nuestra salud, y nos tomamos muy en serio el papel de Nielsen en su ciclo de vida. Desde el consumo hasta la eliminación, buscamos impulsar eficiencias que ayuden a minimizar nuestra huella global de residuos y sus efectos negativos." 

En 2016, nos propusimos crear una hoja de ruta para definir y medir los diferentes flujos de residuos de Nielsen, y determinamos que los residuos electrónicos (e-waste) contribuían significativamente a la huella de residuos global del negocio. Como resultado, en 2017, establecimos un indicador clave de rendimiento para Nielsen con el fin de garantizar que ninguno de nuestros residuos electrónicos globales se enviara a los vertederos a finales de 2020. 

Cuando Nielsen fijó su objetivo, nuestro equipo de infraestructura inició un esfuerzo de diligencia debida para evaluar todos los artículos electrónicos gestionados por Nielsen, lo que nos permitió conocer claramente nuestros procesos de uso y eliminación. A continuación, se examinó la cartera global de proveedores de gestión de residuos electrónicos de Nielsen en función de criterios económicos y medioambientales específicos para evaluar sus procesos actuales y las carencias de requisitos. "El equipo de infraestructura global de Nielsen inició este esfuerzo para asegurar que continuamos haciendo nuestra parte en la búsqueda de eficiencias ambientales en nuestros procesos", dijo Leah Morris, Gerente Senior de Tecnología de Nielsen. "La forma que elegimos para hacerlo fue comprobar que tenemos visibilidad de cada dispositivo electrónico en todos los países en los que operamos, para poder cumplir con los objetivos de Nielsen".

Utilizando la información de estas evaluaciones, Nielsen tomó la decisión de renovar la actual cartera de proveedores y colaborar solo con aquellos que apoyaran nuestro objetivo de eliminación responsable de nuestros residuos electrónicos. En 2019, habíamos identificado y contratado a tres proveedores principales que garantizan que todos los residuos electrónicos de Nielsen se reutilizan o reciclan. Nielsen también contrató a proveedores secundarios en lugares donde los proveedores globales no pueden operar. Menos del 3% de la cartera de residuos electrónicos de Nielsen cae en estas áreas, y el requisito sigue siendo que el 100% de nuestros dispositivos se eliminen de forma responsable.

Este ha sido un esfuerzo de colaboración y victoria en todas las funciones de Nielsen, con un objetivo unificado para impulsar el cambio sostenible en toda nuestra cadena de valor. La visión de Nielsen para el futuro sigue siendo la de no tolerar la adición de residuos al vertedero y la de garantizar la creación de procesos y asociaciones que mantengan nuestro compromiso con la ciudadanía responsable.