Ir al contenido
Información > Audiencias

Los malayos siempre están dispuestos a probar nuevos productos

3 minutos de lectura | Junio 2015

Los consumidores del sudeste asiático muestran una gran afinidad por las marcas que invierten en el desarrollo de nuevos productos y se encuentran entre los más propensos a probar nuevas ofertas de productos a nivel mundial, según la última encuesta mundial de Nielsen sobre innovación de nuevos productos.

Los consumidores de todo el mundo están entusiasmados con los nuevos productos, pero sus patrones de compra varían mucho. Casi tres cuartas partes de los consumidores del sudeste asiático (73%) afirmaron haber comprado un nuevo producto durante su última compra en el supermercado (un 16% más que la media mundial del 57%).

Alrededor de dos tercios de los consumidores malasios prefieren comprar productos nuevos de marcas que les son familiares (63%) y les gusta cuando los fabricantes ofrecen nuevas opciones de productos (63%). Alrededor de un tercio de los malasios también se declaran compradores precoces de las innovaciones de los productos (33%).

Cuando se trata de obtener información sobre nuevos productos, la publicidad televisiva desempeña un papel fundamental: el 10% de los consumidores malasios considera que la televisión es su principal fuente de información sobre nuevos productos y el 46% sitúa la publicidad televisiva entre sus cinco principales fuentes. Las recomendaciones de la familia y los amigos, junto con Internet, son también influencias clave a la hora de probar nuevos productos, ya que el 58% de los malayos sitúan a la familia y los amigos entre sus cinco principales fuentes de información sobre nuevos productos.

"Los consumidores del sudeste asiático tienen un gran apetito por la innovación y cada vez exigen y esperan una mejor elección", observa Johan Vrancken, director de la práctica de innovación de Nielsen en el sudeste asiático, el norte de Asia y el Pacífico. "Pero el éxito puede ser difícil de conseguir. La competencia entre marcas es intensa y los lineales están abarrotados, por lo que es crucial conocer los canales más eficaces para ofrecer información sobre nuevos productos."

Alrededor de un tercio de los malasios también citan la asequibilidad como el factor clave para probar nuevos productos (34%), seguido de la recomendación personal (32%) y la idoneidad para la familia (31%). En cuanto a la demanda de nuevos productos, los malasios señalan como principales objetivos los productos centrados en la asequibilidad (57%), la comodidad (37%), la salud (36%) y los ingredientes naturales (34%).

"Sabemos que cada vez hay más conciencia de la importancia de la salud y la sostenibilidad en toda la región, y estos últimos resultados ponen de manifiesto esa demanda", subraya Vrancken. "A medida que los consumidores se informan mejor sobre la importancia de tomar decisiones saludables, buscan cada vez más productos que apoyen un estilo de vida sano y estén elaborados con ingredientes frescos y naturales. Del mismo modo, a medida que aumenta la concienciación de los consumidores sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y desarrollar productos sostenibles, aumenta la demanda de estos productos. Se trata de una información muy valiosa para el proceso de desarrollo de nuevos productos, que ayuda a garantizar que los esfuerzos se centran en las áreas que tendrán mayor resonancia con el usuario final previsto".

Las ideas contenidas en este artículo se basan en los resultados de la Encuesta Global de Innovación de Nuevos Productos 2015 de Nielsen.

SOBRE LA ENCUESTA MUNDIAL DE NIELSEN

La Encuesta Global de Innovación de Nuevos Productos de Nielsen se llevó a cabo entre el 23 de febrero y el 13 de marzo de 2015, y encuestó a consumidores de 60 países de Asia-Pacífico, Europa, América Latina, Oriente Medio, África y América del Norte que habían realizado una compra para el cuidado del bebé en los últimos cinco años. En Malasia, el tamaño de la muestra es de 513. A efectos de este estudio, definimos un producto nuevo como cualquier artículo que un consumidor no haya comprado nunca en el pasado. El estudio descubre las razones por las que se compra un nuevo producto, identifica los tipos de productos que los consumidores desean pero no encuentran y detalla las fuentes que los consumidores utilizan para conocerlos. La muestra tiene cuotas por edad y sexo para cada país en función de sus usuarios de Internet y se pondera para que sea representativa de los consumidores de Internet. Tiene un margen de error de ±0,6%. Esta encuesta de Nielsen se basa únicamente en el comportamiento de los encuestados con acceso a Internet. Los índices de penetración de Internet varían según el país. Nielsen utiliza un estándar de información mínimo del 60% de penetración de Internet o una población en línea de 10 millones para la inclusión en la encuesta. La Encuesta Global de Nielsen, que incluye el Índice Global de Confianza del Consumidor, se creó en 2005.