02_Elements/Icons/ArrowLeft Volver a Insight
Información > Medios de comunicación

Entretenimiento en todas partes: El público más joven despliega la alfombra roja para verlo fuera de casa

Lectura de 3 minutos | Mayo de 2019

Tanto los vendedores como los anunciantes se esfuerzan por llegar a grupos demográficos clave con sus contenidos y campañas publicitarias. Pero, en el panorama actual, marcado por la fragmentación de los dispositivos, las opciones de contenido y los hábitos de consumo únicos, el público joven parece ser un grupo enigmático que engloba todas estas variables. Sin embargo, algunos de estos complejos problemas pueden resolverse con una solución sencilla: la televisión fuera del hogar (OOH).

Aunque la fragmentación de los medios de comunicación ha facilitado una intrincada red de comportamientos mediáticos en el público adulto más joven, un reciente informe de Nielsen descubrió que a estos consumidores en realidad les gusta bastante ver la televisión -específicamente el género de entretenimiento- fuera de sus hogares y con la compañía de otras personas.

A menudo se piensa que el visionado de OOH es un comportamiento reservado a los aficionados al deporte que lo ven en su bar favorito o a los políticos que sintonizan las noticias mientras están en la cinta de correr. Pero el género del entretenimiento en televisión (como los programas de premios, los concursos de canto y los dramas) también puede mantenerse, sobre todo con audiencias muy solicitadas que, lejos de la comodidad de sus respectivos salones, podrían estar más cerca de un punto de venta en una tienda.

Los resultados de la encuesta a la población general detallados en el informe muestran que, en el horario de máxima audiencia, el 55% de los telespectadores de programas de entretenimiento son mujeres y el 45% hombres. La encuesta hispana reveló que la audiencia de entretenimiento era aún más femenina, con un 75%. Además, entre la población general, la edad media de los encuestados era de 37 años. Por el contrario, los resultados hispanos muestran que los telespectadores eran más jóvenes que la población general, con una edad media de 31 años.

Además, más del 40% de la población general y de los telespectadores hispanos tienen estudios superiores. Además, tienen un poder adquisitivo relativo, ya que sus ingresos medios ascienden a unos 55.000 dólares.

Y lo que es aún más interesante, los encuestados, sobre todo los más jóvenes, prefieren compartir sus experiencias con otras personas. Los adultos de entre 18 y 24 años afirmaron ver el entretenimiento OOH con casi cuatro personas más, y los adultos de entre 25 y 54 años querían estar rodeados de la misma cantidad de gente. Los contenidos de entretenimiento, con todo su glamour, brillo y momentos de camaradería, fomentan un entorno social en el que los espectadores -juntos en persona- pueden deleitarse con lo que aparece en la pantalla.

Pero, ¿dónde eligieron exactamente estas audiencias compartir esos momentos virales en tiempo real con sus amigos?

Mientras que los hogares de otras personas son excelentes entornos para socializar, otros lugares como bares y restaurantes, el gimnasio o incluso en el trabajo, sirvieron como lugares principales para ver y reunirse para ver programas de entretenimiento. De hecho, más de un tercio tanto de la población general como de los encuestados hispanos afirmaron elegir un restaurante o un bar como punto de encuentro clave, mientras que al menos una quinta parte dijo utilizar la comodidad de su gimnasio o lugar de trabajo para ver este contenido específico. Incluso cuando viajan, los consumidores buscan la comodidad de contenidos familiares, ya que casi el 20% de los encuestados de ambos estudios afirmaron sintonizar programas de entretenimiento en una habitación de hotel.

Los contenidos OOH, especialmente los de entretenimiento, no se limitan a ofrecer un motivo para que el público se reúna y los vea. También es eficaz para atraer a los consumidores hacia el embudo de compra. Entre los adultos de 25 a 34 años, los encuestados generales informaron de altos niveles de acción directa entre marcas y anuncios. Mientras que casi el 60% de los encuestados en general investigaron sobre una marca de la que vieron un anuncio durante la programación o charlaron sobre ella con familiares o amigos, alrededor del 44% acabaron comprando el producto anunciado. El grupo demográfico más joven, de 18 a 24 años, respondió de forma similar, una señal positiva para los anunciantes que esperan desarrollar una relación con el público a una edad temprana.

Para más información, descargue el informe completo.

Seguir navegando por perspectivas similares

Nuestros productos pueden ayudarle a usted y a su empresa