02_Elements/Icons/ArrowLeft Volver a Insight
Información > Medios de comunicación

Dólares en pantalla grande, marketing en pantalla pequeña

Lectura de 2 minutos | Febrero de 2015

Cuando se trata de generar expectación sobre nuevas películas, los tráilers y los anuncios de televisión siguen siendo los reyes. Según el informe 2014 Moviegoing Report de Nielsen, los avances de películas y los anuncios de televisión son las dos formas principales que tienen los estadounidenses de informarse sobre las películas, independientemente de la edad o de la lista cada vez mayor de dispositivos y plataformas que compiten por la atención de la gente.

Aunque el número de cinéfilos que afirman haberse enterado de las próximas películas a través de la programación televisiva -incluidos anuncios, tertulias y programas de crítica- ha disminuido gradualmente en los últimos años (el 67 % de los cinéfilos en 2014 frente al 81 % en 2008), la viabilidad de la televisión como medio publicitario clave se mantiene sólidamente intacta. Considere lo siguiente: En el tercer trimestre de 2014, los estadounidenses pasaron más de 141 horas al mes, de media, viendo la televisión tradicional, bastante más tiempo del que dedicaron a ver vídeo en línea o en dispositivos móviles. Además, el 33 % de los espectadores de cine afirma prestar atención a los anuncios en general mientras ve la televisión, y el 53 % afirma prestar atención a los anuncios de cine durante las pausas publicitarias.

Pero los anunciantes no deben descartar la influencia de los dispositivos digitales o móviles.

Aunque los anuncios a través de las redes sociales o las aplicaciones para móviles no son todavía una fuente tan importante como la televisión o los tráilers para dar a conocer una película, lo digital sigue siendo un componente vital del marketing cinematográfico. Por ejemplo, los cinéfilos afirman que si ven un anuncio en Internet de una película que les interesa, el 75 % haría clic en el anuncio y el 81 % buscaría más información sobre la película.

Del mismo modo, los anuncios en las redes sociales, cuando se ven, también incitan a los espectadores a actuar. Los cinéfilos dijeron que buscaban más información sobre una película (37 %), hacían clic en el anuncio (25 %), les gustaba o seguían la cuenta oficial de la película (22 %) y volvían a publicar/retuitear/compartir el anuncio (10 %).

Los anunciantes que deseen maximizar sus ingresos deben tener en cuenta que algunos espectadores esperan a estar en el cine para decidir qué película ver. De hecho, el 45% de los espectadores espontáneos utiliza el móvil para ver tráilers en el cine y el 60% se muestra influenciado por la publicidad en la sala.

METODOLOGÍA

El Nielsen Moviegoing Report es un estudio de consumidores que se llevó a cabo principalmente en línea, con un aumento en persona para llegar a los hispanos en los que predomina el español. El estudio se llevó a cabo en septiembre de 2014 y recogió las opiniones de más de 4.100 personas residentes en Estados Unidos con edades comprendidas entre los 12 y los 74 años y de 450 niños de entre 6 y 11 años (que fueron invitados a participar en la encuesta a través de sus padres y cumplimentaron el cuestionario con la supervisión de estos).

Seguir navegando por perspectivas similares